Sucesos

Malos tratos: huía del hospital tras las palizas de su novio para evitar represalias

65ymás

Martes 16 de marzo de 2021

3 minutos

Piden 12 años de cárcel para un joven acusado de someter con "extrema violencia" a su pareja

Malos tratos: huía del hospital tras las palizas de su novio para evitar represalias
65ymás

Martes 16 de marzo de 2021

3 minutos

La fiscalía de A Coruña solicita 12 años de cárcel para un joven por presuntamente haber sometido a su novia "a un ambiente de violencia física y psíquica por parte del acusado, que causó un absoluto sometimiento a su voluntad". Tanto es así que llegó a huir del hospital en el que era atendida de las heridas recibidas por miedo a que su pareja pudiese vengarse por ello.

El joven, yal y como publica La Voz de Galicia, está acusado de malos tratos habituales, amenazas, lesiones e injurias y permanece en prisión desde el pasado mes de junio tras ser detenido después de que volviese a agredir a su víctima, en esta ocasión en la calle.  

Para el fiscal, queda demostrado que "los insultos, humillaciones y menosprecios eran diarios. No dudaba en recurrir a la fuerza física para doblegar la voluntad de su pareja, pues era normal que la golpease con puñetazos, patadas, bofetadas, que la arrojase contra los muebles o le apretase el cuello hasta dificultarle la respiración".

Por si esto fuera poco, el relato de la fiscalía continúa apuntando que "en su afán por someterla y evitar que lo abandonase, reiteradamente le manifestaba que si lo hacía tendría que pasarle mensualmente una elevada cantidad de dinero, ya que en caso contrario, la mataría a ella y a miembros de su familia".

 

Piden 12 años de cárcel para un joven acusado que someter a su novia con "extrema" violencia   Foto: Europa Press

 

La pareja convivía en un piso del coruñés barrio de Os Mallos, donde la joven era maltratada habitualmente. El fiscal refiere en su escrito que en diciembre de 2019 "la empujó contra la cama, la golpeó en las piernas, le apretó el cuello y solo cesó cuando, debido a los gritos de la víctima, una vecina lo escuchó y llamó la atención al procesado".

En febrero de 2020 hubo, según la acusación, una nueva paliza, en el portal del piso que compartían con otros amigos, "con inusitada violencia, le propinó puñetazos en la boca del estómago y en la frente, ocasionándole graves heridas". En esta ocasión fueron sus otros compañeros de piso los que llamaron a una ambulancia para que trasladase a la joven al hospital y una vez allí, mientras esperaba para que le hiciesen una radiografía, la muchacha volvió a huir del centro médico por miedo a las represalias de su pareja.

Siempre según el escrito del fiscal, "el pasado 8 de junio el acusado "volvió a agredirla. Le hizo una zancadilla y provocó su caída". Fue entonces cuando la chica sacó fuerzas de flaqueza y dio por terminada la relación que los unía y tras acudir al hospital para curar sus heridas le denunció tras mostrar los hematomas que tenía en brazos, piernas y pechos.

El joven fue entonces arrestado y el juez lo envió a al prisión en la que continúa hasta hoy puesto que si bien iba a ser juzgado el pasado viernes, uno de los testigos no acudió a declarar y la defensa del caso pidió la presencia física de su cliente en sala y que no compareciera por videoconferencia como en principio estaba previsto por lo que la vista tuvo que ser suspendida.