Tecnología

Amazon abre las puertas de sus centros logísticos a todos sus clientes

Carlos Zapatero

Martes 23 de abril de 2019

3 minutos

El gigante multinacional apuesta por la transparencia a través de los diferentes 'tours'

Amazon abre las puertas de sus centros logísticos (Big stock)
Carlos Zapatero

Martes 23 de abril de 2019

3 minutos

Desde estudiantes hasta empresarios que venden sus productos en la plataforma. O cualquier otra persona que esté interesada en saber qué ocurre después de hacer clic en el botón de comprar.  Pese a que mucha gente lo desconoce, desde el año 2015 Amazon permite a cualquier visitante conocer de primer mano el funcionamiento de algunos de sus principales centros logísticos que tiene repartidos por las diferentes provincias españolas. 

De lunes a viernes, en horario de mañana y de tarde

Cuando Amazon inauguró este servicio en el año 2015, los tours se celebraban un único día a la semana. Sin embargo, y debido a la creciente demanda que experimentó el servicio, actualmente es posible visitar estos centros en horario de mañana y de tarde, de lunes a viernes.

Para hacerlo lo único que tenemos que hacer es rellenar el formulario que la empresa americana tiene a disposición del público en su página web. La visita dura en torno a una hora y, por medio de una guía, todos los interesados podrán conocer el proceso que existe después de finalizar el carrito de cualquier compra. 

¿Qué enseña Amazon en estas visitas?

Uno de los principales aspectos en los que hace hincapié la compañía es en el impacto que la tecnología tiene en su cadena de distribución. Tal y como explica Sonia López, encargada de los turnos de visita: “El mejor momento es cuándo pasamos por el SLAM (…) una máquina que en tan solo décimas de segundo es capaz de pesar, leer el código de barras y confirmar el destino y la empresa de transporte adjudicada”.

Sin esa tecnología no se explicaría la eficiencia que el gigante americano tiene para distribuir miles de productos de manera diaria, en unos almacenes en los que parecen no tener un orden lógico, sino que todo se almacena de manera aleatoria. Las exigentes dinámicas de inventariado son las que permiten a sus trabajadores encontrar los productos en un almacén que se rige por esta dinámica.

La respuesta al hecho de que los productos no estén ordenados por referencias se debe a las pautas de comportamiento del cliente de Amazon. Por norma general, los usuarios no compran muchas unidades de una misma categoría (por ejemplo, seis pares de pantalones) sino que compran una unidad de cada una de ellas (un reloj, un par de zapatos y unos auriculares). De esta manera, los productos están mucho más próximos entre sí que si estuvieran divididos en universos.