Tecnología

Cómo hacer un "selfie" y que te salga bien sin correr riesgos absurdos

Mariola Báez

Jueves 25 de abril de 2019

2 minutos

Algunos trucos pueden hacer que quedemos mejor en los cada vez más habituales autorretratos

Selfie (Bigstock)

Desde la llegada de los teléfonos móviles, con cámaras cada vez más potentes y sencillas de utilizar, aquel momento típico en cualquier viaje de “por favor, nos haces una foto” ha pasado a la historia. Hacerse una autofoto, solo o acompañado, es ya lo más normal del mundo y no solo entre chavales, ansiosos por subirlas a las redes sociales, sino también entre cualquiera que desee inmortalizar un momento, un paisaje o una visita interesante.

Los actuales dispositivos lo ponen muy fácil. Hacer un selfie es sencillo: buscar la cámara, darle a la aplicación correspondiente y, en un segundo, ya ves tu cara en la pantalla del teléfono. Solo tienes que fijar la imagen y “disparar”.

Los selfies son cuestión de práctica. Si estás empezando y los resultados no son los que tú esperas, no te preocupes porque al menos no hay que llevar a revelar los carretes gastándote un dinero, y además hay algunos trucos que pueden ayudarte.

Los secretos básicos de un "selfie" que poder enseñar sin complejos

En primer lugar, hay que recordar que hay cámaras especialmente preparadas para que los sefies salgan bien aunque tu destreza a la hora de hacerlos sea la justa. También debes saber que algunas incluyen aplicaciones y filtros específicos para el retoque fotográfico “instantáneo” que, si eres aficionado a los sefies, te pueden interesar por las posibilidades y resultados que ofrecen.

Si algo es importante es la seguridad a la hora de hacerte una foto tú mismo. Los accidentes, algunos mortales, provocados por esta práctica se han incrementado en los últimos años y nunca está de más insistir en que no puedes arriesgarte a una caída o a algo peor por una foto. El peligro de las fotos extremas es real, tal como señala la Fundación IO.

Si no tienes ningún interés en caerte por un barranco por una imagen, pero te apetece que tus selfies queden bien, algunas recomendaciones que debes poner en práctica cuando vayas a hacerlos son:

  • Igual que antes “posabas” cuando tenías la cámara ante ti, también a la hora de un selfie hay que cuidar, al menos un poco, la postura de la cara. Lo ideal, es intentar mantener la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo y sutilmente ladeada para que el resultado quede lo más natural posible
  • En cualquier tipo de fotografía, la luz es el elemento clave. Un selfie suele surgir de manera espontánea, pero no cuesta nada vigilar que tienes una iluminación suficiente, mejor si es natural. Fíjate en que la imagen que ves en el móvil no esté sombreada haciendo que se creen zonas oscuras en tu rostro.
  • El móvil, lo más lejos posible. Tiene que sujetarlo el que tenga el brazo más largo (así de simple) y además, tendrá que colocarlo adelantando ligeramente el hombro para ganar una mayor amplitud de ángulo. La cámara del dispositivo ha de estar a la altura de los ojos o algo más arriba, nunca por debajo para evitar el efecto “ojos de pez” o aún peor, centrar el objetivo en la parte baja de la barbilla (saldrás con papada aunque no la tengas).
  • Por último, evita la tensión en el cuello (sobre todo si eres tú quien sujeta el móvil) y no olvides mostrar una estupenda sonrisa antes de inmortalizar el momento.
0

No hay comentarios ¿Te animas?