Medicina preventiva

Fisioterapia preventiva para reducir el riesgo de caídas

Mariola Báez

Viernes 15 de febrero de 2019

2 minutos

Los riesgos de caerse aumentan según vamos cumpliendo años, de ahí que sea recomendable realizar una serie de ejercicios que nos hagan más ágiles de cara a prevenir esas caídas

Ejercicios y masajes de fisioterapia ayudan a lograr un mejor apoyo que reduzca el riesgo de caídas (Creative commons)

No cabe duda de que, con el paso del tiempo, los reflejos y la agilidad disminuyen. También es normal notar cierta pérdida de masa muscular o incluso detectar que la vista no es la que era. Frenar y retrasar el desgaste físico, propio de la edad, depende en gran medida de saber llevar un envejecimiento activo que incluya hábitos saludables como la práctica de ejercicio suave a diario.

Las caídas siempre implican un peligro y hay que hacer todo lo posible para esquivarlas, porque sus consecuencias pueden ser graves. Un golpe en la cabeza, una fractura de cadera o una fuerte contusión en cualquier zona del cuerpo pueden ser consecuencia de un tropezón “tonto”. La fisioterapia preventiva propone una serie de ejercicios, sencillos y eficaces, con los que conseguir trabajar los músculos esenciales para el movimiento y ganar flexibilidad en las articulaciones.

Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS), en sus recomendaciones para reducir el número de caídas que sufren cada año las personas de más de 65 años, señala que “deben realizarse ejercicios de fortalecimiento muscular y de equilibrio prescritos por profesionales sanitarios con formación adecuada”. Acudir a la consulta de un fisioterapeuta, que te ayude a ganar seguridad en tus movimientos, aplicando, por ejemplo, técnicas de reeducación de la marcha con las que consigas pisar sobre seguro, es una magnifica decisión para reducir el riesgo de caídas que pudieras sufrir en un futuro.

la fisioterapia preventiva puede limitar el riesgo de una caída que acabe en fractura (Creative commons)

Ejercicios fisioterapéuticos para prevenir las lesiones por caídas

Cuanto más te muevas, practicando actividades aeróbicas de bajo impacto como caminar, nadar o dar un paseo en bicicleta, más ágil te sentirás y podrás protegerte mejor frente a posibles caídas. Además, tienes distintos ejercicios que puedes hacer tu mismo, en casa, aunque lo aconsejable es que primero sea un profesional fisioterapéuta quien te indique cuáles son los mejores para ti y cómo realizarlos correctamente.

Algunos son muy sencillos: caminar de puntillas y sobre los talones, lanzar y atrapar al vuelo una pelota, intentar mantenerte unos minutos a la pata coja para incrementar el equilibrio… Otros, en cambio, son más complejos y forman parte de los tratamientos que la fisioterapia ofrece para corregir malas posturas o cualquier otro problema físico que ponga en peligro tu estabilidad.

La fisioterapia preventiva funciona a la hora de prevenir esas “malas” caídas que podrían tener graves complicaciones y conllevar largos periodos de recuperación.

0

No hay comentarios ¿Te animas?