Tecnología

Los riesgos de ataques informáticos crecerán en los próximos años con el 5G

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Lunes 11 de noviembre de 2019

3 minutos

Esta tecnología supondrá una revolución en todos los ámbitos... también para los delincuentes

Los riesgos de ataques informáticos crecerán en los próximos años con el 5G

El futuro en las comunicaciones -y con comunicaciones nos referimos a internet, conexión entre dispositivos y demás- se llama 5G, la tecnología que viene a sustituir al 4G que utilizamos en la actualidad y que, si tenemos en cuenta sus características, va a suponer una auténtica revolución en todos los ámbitos.

Y es que va a ser hasta 100 veces más rápida que su antecesora, es decir, la velocidad a la que se subirán y bajarán cosas de Internet va a ser inmensamente más eficiente. A esto se sumará el hecho de que Internet de las Cosas se convierta en una realidad mayor, puesto que con el 5G será posible que cualquier objeto se conecte con otros que haya en su entorno dado que se permitirá un número considerable de conexiones.

Antes de apuntar por qué los riesgos de ataques informáticos van a crecer con esta tecnología, es interesante saber algo más de su relevancia y de la causa de que sea tan esperada, pues en su capacidad también encontraremos pistas sobre los peligros que tiene asociados.

Los riesgos de ataques informáticos crecerán en los próximos años con el 5G

Clave para los gobiernos

Tal esencial resulta controlar la conexiones 5G que los principales gobiernos del mundo están “luchando” por que sus compañías acaparen el mercado. Tanto es así que China y Estados Unidos han tenido algún que otro encontronazo, como el veto a Huawei. Así pues, nos damos cuenta de la relevancia de controlar unas “autopistas” que antes eran físicas y que ahora son virtuales.

Otro dato interesante de señalar es que en 2020 se prevén 20.800 millones de objetos conectados a la red. Esto significa que la hiperconectividad no frenará. Cada persona tendrá acceso a Internet desde múltiples dispositivos y esa conectividad será mayor con 5G (soportará un millón de dispositivos conectados en un área de solo 2 kilómetros cuadrados), de modo que -y adelantamos lo que a continuación explicaremos- los ciberdelincuentes tendrán muchas más opciones de “puertas” que derribar para sus ataques.

Además, muchas de ellas se conectarán sin que intervengamos, pues están diseñadas para eso, para no molestarnos y que nuestras vidas sean lo más cómodas posibles. Otra de las consecuencias de 5G va a ser un aumento en la demanda de empleos. Solo en la Unión Europea se generarán 2 millones de puestos de trabajo, lo que repercutirá con 130.000 millones de euros a las arcas de la UE, según la Comisión Europea. Muchos de ellos, eso sí, estarán relacionados con la ciberseguridad. Y es que no hay crecimiento sin protección.

Los peligros que acechan al 5G

En primer lugar, no hay que mostrarse especialmente alarmistas con las amenazas que traerá consigo la tecnología 5G, pues en todo avance, por muy elaborada que sea la seguridad, los delincuentes buscarán resquicios para encontrar vulnerabilidades por las que llevar a cabo sus fechorías. En este sentido, como 5G ofrece un salto hacia adelante tan grande, con unas velocidades y unas capacidades de conexión tan elevadas, las oportunidades para los hackers también se multiplican. Para hacernos una idea, es como pasar de un castillo en el que los enemigos se pueden colar por lugares que desconocemos o que pueden asaltar a las bravas, a un país en el que es mucho más complicado vigilar cada metro de frontera, pero que, como compensación, nos ofrece muchas más posibilidades.

Cómo mantenerse a salvo de los hackers de “sombrero negro”

El informe de la UE

En este contexto, la Unión Europea, sabedora de la importancia del 5G, ha publicado un informe en el que advierte de los riesgos relacionados con esta tecnología. Las principales conclusiones que se extraen del informe son las siguientes.

  • A nivel interestatal, puede darse intromisiones de actores externos a la Unión Europea, incluidos algunos estados. Se trata de un aspecto que preocupa a la Comisión porque puede suponer un menoscabo en la seguridad de la UE.
  • Asimismo, si solo hay un proveedor, tanto organismos públicos, como empresas o usuarios particulares estarán expuestos a cualquier interrupción del suministro, provocando que las conexiones se detengan. Esto podría deberse a ataques de DDoS (denegación de servicio), los cuales pueden ser económicamente muy graves.
  • En las redes 5G tendrá una importancia especial el software y las aplicaciones que se ejecuten para controlarlas. Esto supondrá que haya una mayor exposición a los ataques, ya que, como hemos apuntado, los puntos de entrada se multiplican considerablemente. Por lo tanto, en el momento en que las empresas realicen software de mala calidad y sin la protección necesaria, estarán apareciendo nuevas brechas de seguridad. Asimismo, se prevé que los ataques sean más graves.
Estas son las las cinco páginas pirata "más dañinas", según la Justicia
  • Algunos de esos ataques serán un auténtico peligro para la privacidad, sobre todo si tenemos en cuenta que 5G se utilizará para los procesos más críticos. Un buen ejemplo de ello es el sector de la salud. 5G será clave para la mejora de los procesos sanitarios gracias también al Big Data y la Inteligencia Artificial. Pero eso implica que un ataque pueda dejar “al aire” miles de datos críticos de pacientes.

En definitiva, estamos ante una tecnología que hará evolucionar a la sociedad, pero que habrá que proteger para que los delincuentes no campen a sus anchas por un campo donde pueden recoger muchos frutos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?