Tecnología

Smart Cities: el futuro está en las ciudades

Marta Jurado

Miércoles 8 de mayo de 2019

3 minutos

El programa Energía Mayor de CEATE repasa las claves del Big Data aplicado a la longevidad urbana

Smart Cities: el futuro está en las ciudades

Tokio, Singapur, Londres o París ya se están adelantando a lo que viene. Un futuro en el que la mayoría de la población viva en núcleos urbanos y lo haga durante más años ante la mejora de la esperanza de vida de sus habitantes por encima de los 80 años. Todo un reto que está empezando a dibujarse a través de iniciativas como las Smart Cities o Ciudades Inteligentes, un modelo de desarrollo urbano basado en la sostenibilidad y la tecnología, que pretende responder adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, empresas, y de los propios habitantes, tanto en el plano económico, como en los aspectos operativos, sociales y ambientales.

"En 2035, el 80% de las personas vivirán en una zona urbana, que concentrará el 70% de la riqueza, la energía, las emisiones y los residuos, lo que supone un auténtico desafío", ha destacado Guillermo Gil, coordinador del Clúster de Conocimiento en Tecnologías de la Información y de la Comunicación de Tecnalia (@tecnalia) en el encuentro 'Ciudades y Longevidad' organizado por la Confederación Española de Aulas de la Tercera Edad (CEATE) y la Fundación Repsol este martes en el Museo San Isidro de Madrid.

"El proceso de urbanización paulatino hará que para 2030 disminuya un 15% la población rural en España, vaciándola aún más y los mayores núcleos de población se concentren en Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia", ha señalado Guillermo Gil. Por eso las antiguas recetas ya no valen "ahora los ciudadanos exigen vivir en ciudades habitables, acogedoras, responsables, sostenibles... En definitiva, ciudades que tengan futuro", tal como defiende el ponente del encuentro que se engloba dentro del programa Energía Mayor, en el que se pone en marcha la energía de los Mayores en beneficio del entendimiento y divulgación de la ciencia.

Hasta ahora las herramientas con las que contaban los gestores municipales eran la normativa y los recursos de inversión, pero según señala el experto, en los últimos años ha aparecido un nuevo elemento que lo va a transformar todo: la tecnología". Este factor ya está revolucionando la gestión municipal de ciudades como Madrid o Barcelona y que condicionará también el espacio urbano y los servicios públicos hacia una mayores implicación ciudadana, gobernanza inclusiva y orquestación de servicios. 

Oportunidades para la longevidad

El gran reto está en lograr intergrar a toda la sociedad y sobre todo a los que ahora representan cerca del 20% de la sociedad pero en 2030 representarán más del 25,2% de la población, los mayores de 65 años. Un grupo heterogéneo pero que supone grandes retos para las ciudades en cuanto a mejorar su calidad de vida, crear un sistema sociosanitario sostenible y aplicar la innovación y el crecimiento.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, este grupo de edad aún gozará de 10 años de buena salud y constituye una gran oportunidad para promover nuevos modelos de envejecimiento:

  • Hogares para la longevidad: En un entorno cada vez más conectado, con asistentes inteligentes o Big Data, surgen iniciativas tecnológicas, aún residuales, que pueden ayudar en el día a día de los mayores. Destacan los sensores de luz o agua para regular la temperatura o el uso eficiente de la energía y los robots de acompañamiento que ya abundan en países como Japón.
  • Entorno para la longevidad: Opciones de movilidad como bicicletas que mantengan la estabilidad, herramientas con información de tráfico o motos autónomas para moverse por la ciudad, se están multiplicando en todo el mundo haciendo uso de la tecnología y los smartphones.
  • Cuidados y atención: Las nuevas ciudades tendrán que mejorar las redes de relación entre sus habitantes y eso incluye proyectos de voluntariado y bonos de tiempo libre que pueden mejorarse con la canalización de datos o la agilidad de trámites. También están proliferando iniciativas en internet que promueven el cohousing entre mayores y jóvenes estudiantes.
  • Envejecimiento en valor: Ante el boom de las impresoras 3D, hay un gran conocimiento entre los mayores con conocimientos de electricidad, mecánica, y manejo de herramientas que se está perdiendo. 
  • Envejecimiento activo: La realidad aumentada permitirá cada vez a más personas mantener su actividad ante un panorama más allá de la jubilación, fomentar el teletrabajo o diferentes actividades para conectar a los mayores. Una de las que más se está utilizando son las herramientas tecnológicas de participación ciudadana.
  • Envejecimiento saludable: Esta es la tarea que más desarrollo tiene por hacer, fomentando prácticas saludables entre la población y garantizando dietas como la dieta mediterránea incluso en los entornos urbanos. También iniciativas de micrologística, permiten a muchos mayores recibir pedidos de comida en casa.
1
Nieves chico Hace 10 meses
E Me interesa mucho estos temas