Sociedad

Consigue que su abuelo juegue a los bolos por primera vez a los 90 años: "Estoy tan orgullosa de él"

María Bonillo

Foto: Instagram: @ptwithdrea

Jueves 26 de mayo de 2022

7 minutos

Su vida cambió a los 25 años, cuando tras un accidente quedó en silla de ruedas

Consigue que su abuelo juegue a los bolos por primera vez a los 90 años: "Estoy tan orgullosa de él"
María Bonillo

Foto: Instagram: @ptwithdrea

Jueves 26 de mayo de 2022

7 minutos

Nunca es tarde para probar algo nuevo, sin importar la edad o la condición física en la que nos encontremos. Esto es lo que ha querido demostrar Drea, una fisioterapeuta que ha mostrado cómo su abuelo de 90 años y en silla de ruedas ha conseguido jugar a los bolos

"¡Pudimos llevar a mi abuelito a los bolos por primera vez a los 90 años!", escribió la joven en sus redes sociales, donde compartió el vídeo en el que se puede ver a su abuelo, al que ella llama cariñosamente "Abuelito", jugando a los bolos desde su silla de ruedas, y no se le da nada mal.

"Estoy tan orgullosa de él", añadía. "Al principio estaba dudoso, pero soy una nieta muy convincente", celebraba Drea aquella experiencia cuanto menos inolvidable, sobre todo por la historia que hay detrás de ese momento. 

 

 

Drea explica que su abuelo fue operado a los 25 años de la médula espinal, después de que una caída lo dejase con la mitad del cuerpo paralizado. En ese momento, indica su nieta, "su vida cambió, y tuvo que confiar su movilidad a una silla de ruedas". 

No fue hasta los 80 años cuando él empezó a caminar distancias cortas usando solo muletas, ya que "no tuvo mucha orientación ni terapia en su recuperación", y otros diez años más para el bonito momento que vivieron juntos en la bolera y que ha emocionado a miles de usuarios en las redes. 

A pesar de todo, su abuelo "persistió y creó una vida funcional para sí mismo", añadía. "Conoció a mi abuela después del accidente y vivió una vida plena, con niños, trabajo, creó su propia consola de controles y se convirtió en el amado abuelo que conocemos hoy".

De hecho, su experiencia de vida inspiró de tal forma a su nieta que incluso ella ha acabado convirtiéndose en fisioterapeuta. Ahora trabaja con pacientes con lesiones de médula espinal, como su abuelo, y de igual forma comparte algunas de sus rutinas y logros en sus redes sociales. "Crecer viendo a mi abuelito persistir a través de su discapacidad tuvo un gran impacto", asegura. Por todo ello, "tratamos de llenar su vida con diversión y nuevas experiencias". 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor