Actualidad

Epidemiólogos sobre las medidas de Sánchez contra la sexta ola: "No entiende cómo funciona el virus"

Pablo Recio

Jueves 23 de diciembre de 2021

6 minutos

El Gobierno impone la mascarilla en la calle y pretende acelerar la vacunación

Epidemiólogos sobre las medidas de Sánchez contra la sexta ola: "No entiende cómo funciona el virus"
Pablo Recio

Jueves 23 de diciembre de 2021

6 minutos

El Gobierno ha decidido aprobar la mascarilla obligatoria en vía pública –salvo en espacios naturales, cuando se hace deporte o en núcleos familiares–, independientemente de la distancia que haya entre las personas, de si se tiene la tercera dosis o de si se trata de recuperados de ómicron –un número que cada vez será mayor–. 

Lo ha hecho dentro de un paquete de medidas para combatir el impacto de la variante ómicron y de la sexta ola, donde queda en manos de las comunidades otras restricciones a nivel de aforos o limitaciones de horarios. 

Además, también han ofrecido la posibilidad de contratar a médicos jubilados, que mantendrían sus prestaciones, y de países no miembros de la UE. 

Igualmente, el Estado pondría a disposición de las CCAA a las fuerzas armadas, tanto para vacunar, como para atender a pacientes. 

Finalmente, en paralelo, el Gobierno pretende acelerar la campaña de vacunación con terceras dosis y dobles pautas. 

En concreto, se ha marcado el siguiente cronograma: que el 80% de la población de entre 60 y 69 años esté vacunada antes de que finalice el año; que el 80% de entre 50 y 59 años lo esté en la semana del 24 de enero; que el 80% de entre 40 y 49 años tenga la dosis de refuerzo en la primera semana de marzo; que el 70% de los niños entre 5 y 11 años cuente con la primera dosis pediátrica en la semana del 7 de febrero y que el 70% tenga la segunda dosis pediátrica en la semana del 18 de abril.

mascarilla en la calle

"El Gobierno no entiende la magnitud del problema"

"La mascarilla en exteriores –tampoco el pasaporte covid– no servirá para cortar la transmisión de ómicron –ni la de delta–", explica el epidemiólogo e investigador de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (@GVAfisabio), Salvador Peiró.

"Es no entender cómo funciona la transmisión por aerosoles. Acelerar la tercera dosis en mayores de 60 es muy importante. Mucho. Pero a estas alturas, también insuficiente para cortar la transmisión", comenta.

"No sabría decir si no comprenden la magnitud de la ola de contagios que tenemos a las puertas –con ómicron duplicando tasas cada 3-4 días– o presumen que, en el momento actual, las restricciones no serían socialmente aceptables y prefieren esperar a más adelante cuando sus efectos sean visibles –y las medidas más aceptables–", añade.

"Habrá muchos menos casos graves entre los contagiados, pero hablamos de tantos casos que, por pocos que se den graves, la situación se complicará mucho. Sin contar lo que supondrán decenas de miles de aislamientos por positividad –y cientos de miles contactos estrechos, aunque a estos no piensan ya aislarlos–", advierte.

mascarilla en calle covid

"Se echan de menos medidas comunes"

Por su parte el epidemiólogo y portavoz de la Asociación madrileña de Salud Pública (@amasap), Fernando García, entiende que "el control de la sexta ola no puede descansar en la vacunación, que ya es muy alta, ni en la dosis de refuerzo. Es necesaria, pero no suficiente".

"Se echan de menos medidas comunes y generales para reducir las interacciones sociales, al margen de las que las comunidades autónomas tomen dentro de sus territorios. Si se reúnen los presidentes no debe ser sólo para decir que cada comunidad tomará las medidas que considere oportunas. También debe ser para establecer unas líneas relativamente comunes, dado que el avance de la pandemia es general en toda España", opina.

"Los presidentes deberían haber promovido medidas como la reducción de aforos en la hostelería y en otros ámbitos, la reducción del número de comensales en las celebraciones, las limitaciones del ocio nocturno, incluso el toque de queda en determinadas zonas. Además de otras medidas, como la promoción del teletrabajo o el refuerzo del transporte público para reducir las aglomeraciones", señala.

Y respecto a la obligatoriedad de la mascarilla, García opina que, "en exteriores, no es una medida eficaz, sino una medida más cosmética que otra cosa, que sólo sirve para recordar la gravedad de la situación". "Lo importante es la mascarilla en interiores, cuando no se puede mantener la distancia de seguridad y no hay una ventilación adecuada", recuerda.

Con todo, el médico reconoce que es de agradecer que "se haya hablado del refuerzo de los servicios sanitarios, aunque la viabilidad de recurrir al personal sanitario jubilado y prejubilado es discutible".

"No le veo el sentido a las mascarillas en exteriores si se está solo"

"Las mascarillas en exteriores, si no se puede mantener la distancia, en estas fechas, en que hay tantas aglomeraciones, no me parece mala idea, pero si se está solo en la calle o con un conviviente, no le veo el sentido, habría que especificar", opina por su lado la inmunóloga del CSIC, Matilde Cañelles (@CanellesMatilde). 

"El acelerar las triples dosis y las vacunas de los niños me parece bien e importante, pero no creo que vaya a tener mucho impacto en la ola de ómicron en la que ya estamos inmersos", comenta. 

"Tener que sacar al ejército y contar con los médicos jubilados da una idea de lo que va a pasar", valora el virólogo de la Universidad CEU San Pablo, Estanislao Nistal. 

"La mayor parte van a tener infección leve, pero lo que se está viendo, es que, si tienes dos dosis, hay gente que acaba en los hospitales y gente mayor que sólo tiene dos", adelanta. 

Por esta razón, critica, "lo de la mascarilla en exteriores me parece un brindis al sol". "Y me parece un atraso, cuando no haya aglomeraciones", comenta. 

"Lo que sí que es urgentísimo es avanzar con las terceras dosis en personas de más de 60 y 70. Es la prioridad número 1", apostilla. 

"Y la segunda es que se cumpla el uso de la mascarilla en interior, y cuando no se pueda que se cierre el local. Hay que ponerse serio. No clausurar el ocio, pero que se garantice que se tiene que funcionar como se debe. No se está incidiendo en eso. No hay que cerrar por cerrar", concluye. 

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor