Actualidad

España celebra el Día de la Salud ante una cuarta ola y con la promesa de la inmunidad en agosto

65ymás

Miércoles 7 de abril de 2021

9 minutos

La OMS aprovecha la fecha para reclamar un "acceso equitativo a las vacunas"

EuropaPress 3627704 profesional sanitaria sostiene jeringuilla vial vacuna covid 19 dispositivo
65ymás

Miércoles 7 de abril de 2021

9 minutos

Este miércoles 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, una fecha que sirve para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud y que este 2021 está marcado por la inmunización contra el coronavirus, uno de los mayores hitos de la medicina moderna, por haberse logrado una vacuna en un tiempo récord. En España, la celebración coincide con una ligera subida de la incidencia acumulada (164) tras la Semana Santa, que alimenta los temores de una cuarta ola, así como del anuncio por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de un 'acelerón' en el proceso de vacunación con el objetivo de lograr la inmunidad de rebaño a finales de agosto. 

Concretamente, Sánchez anunciaba este martes en rueda de prensa una serie de "hitos" sobre la vacunación dentro del "escenario más prudente y conservador". Así, detallaba que durante la próxima semana "serán más las personas vacunadas con pauta completa que el número notificado de contagios". Igualmente, "en la semana del 3 de mayo habrá cinco millones de personas vacunadas con la pauta completa", mientras que "en la primera semana de junio serán 10 millones", en "la semana del 14 de junio 15 millones" y "en la semana del 19 de julio 25 millones".

El jefe del Ejecutivo defendía que, gracias a la aceleración de la vacunación en este segundo trimestre, se "va a cumplir" el objetivo de tener vacunado al 70 por ciento de la población, es decir, 33 millones de españoles, "a finales del mes de agosto". "Vamos a sumar todas nuestras fuerzas para vacunar y vacunar sin descanso. Es la principal ocupación del Gobierno. Cada persona vacunada es una persona protegida frente al desarrollo grave de la enfermedad y es, por tanto, una vida a salvo", afirmó Sánchez.

Según el presidente, entre abril y junio van a llegar a España hasta 38 millones de dosis de vacunas de Janssen (5,7 millones de esta vacuna de una única dosis antes de junio), Moderna, AstraZeneca y Pfizer-BioNTech. "Esto supone recibir 3,5 veces más dosis que en el primer trimestre", celebró. Así, una vez autorizada la vacuna de CureVac, el jefe del Ejecutivo sostuvo que "entre junio y septiembre llegarán 48 millones de dosis". En definitiva, España tiene "contratadas más de 87 millones de dosis entre abril y septiembre". "Esto nos va a permitir asegurar que cualquier compatriota que lo desee podrá ser vacunado en este período", dijo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El éxito de los sanitarios

Coincidiendo con este anuncio de Sánchez, el Sindicato de Enfermería, SATSE, ha subrayado que el destacable aumento de las vacunaciones del Covid-19 experimentado a lo largo de los últimos días ha sido posible gracias al esfuerzo de los profesionales sanitarios, "especialmente de las enfermeras y enfermeros, que en muchos casos han dejado de lado su merecido descanso y han mantenido también la vacunación en Semana Santa para inmunizar al mayor número de personas en el menor tiempo posible".

El Sindicato recalca que en estos días de Semana Santa se ha constatado que, cuando se dispone de las dosis de vacunas necesarias, "la inmunización de la población va a un ritmo muy adecuado dado el compromiso demostrado, una vez más, por las enfermeras y enfermeros que están dispuestos a vacunar fuera de su jornada laboral ordinaria, sea por las tardes, los fines de semanas o durante los días festivos".

"Cuando los distintos responsables públicos se felicitan por haber conseguido en estos días nuevos 'record' en el número de personas ya vacunadas contra el coronavirus hay que recordarles que no sería posible sin las miles de enfermeras y enfermeros que, dejando de lado cualquier interés personal o particular, están dedicando todas sus energías y esfuerzos a la campaña de inmunización con un único objetivo, la salud de todos y todas", apunta.

"La total disposición y entrega de las enfermeras y enfermeros por vacunar ha estado patente y presente desde el primer momento, pero está claro que distintos errores de gestión y coordinación achacables también a la industria farmacéutica han propiciado que encaremos el segundo trimestre de la campaña de vacunación por debajo de las expectativas generadas", añade.

España suspende durante 15 días la vacunación con AstraZeneca

Un mundo "más justo y saludable"

Con motivo de este Día Mundial de la Salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una nueva campaña que busca "construir un mundo más justo y saludable". Y es que, tal y como destaca el organismo, el Covid-19 ha puesto de manifiesto que "algunas personas pueden llevar una vida más sana y tener mejor acceso a los servicios de salud que otras, debido a las condiciones en las que nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen".

"En todo el mundo, algunos grupos luchan por llegar a fin de mes con pocos ingresos diarios, tienen peores condiciones de vivienda y educación y menos oportunidades de empleo, experimentan una mayor desigualdad de género y tienen poco o ningún acceso a entornos seguros, agua y aire limpios, seguridad alimentaria y servicios de salud. Todo ello provoca sufrimientos innecesarios, enfermedades evitables y muertes prematuras. Y perjudica a nuestras sociedades y economías", explica.

Pero esta situación, a juicio de la OMS, no sólo es "injusta", sino también "evitable". Por eso, pide a los líderes mundiales "que garanticen que todas las personas tengan unas condiciones de vida y de trabajo que favorezcan la buena salud, así como que "monitoreen las desigualdades en materia de salud y garanticen que todas las personas puedan acceder a servicios de salud de calidad cuando y donde los necesiten".

"La Covid-19 ha golpeado duramente a todos los países, pero su impacto ha sido más acusado en las comunidades que ya eran vulnerables, que están más expuestas a la enfermedad, que tienen menos probabilidades de acceder a servicios de salud de calidad y que tienen más probabilidades de sufrir consecuencias adversas como resultado de las medidas aplicadas para contener la pandemia", señala la OMS, que asegura que está comprometida a"garantizar que todas las personas, en cualquier lugar, puedan ejercer su derecho a la buena salud".

Los sanitarios están muy preocupados: "En una semana la covid va a arrasar las UCI medicas"   Foto: Europa Press

Por un acceso a las vacunas "equitativo"

En este contexto, la OMS pide acelerar el acceso equitativo a las vacunas y los tratamientos contra el coronavirus, así como mejorar los sistemas de Atención Primaria. Igualmente, avisa de que se estima que la pandemia llevó a entre 119 y 124 millones de personas más a la pobreza extrema el año pasado y, además, "hay pruebas convincentes" de que ha aumentado las brechas de género en el empleo, y las mujeres han abandonado los trabajos en mayor número que los hombres durante los últimos 12 meses.

"Es vital que todos los gobiernos inviertan en el fortalecimiento de sus servicios de salud y eliminen las barreras que impiden que tantas personas los utilicen, para que más personas tengan la oportunidad de llevar una vida saludable", indica el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Ante este escenario, reclama que las vacunas contra el Covid-19 estén disponibles para todos los que los necesiten, así como los productos básicos como el oxígeno médico y el equipo de protección personal (EPP), las pruebas de diagnóstico fiables, los medicamentos y los mecanismos para distribuir equitativamente todos estos productos dentro de las fronteras nacionales.

Por otra parte, la OMS avisa de que, al menos, la mitad de la población mundial todavía carece de acceso a los servicios de salud esenciales, más de 800 millones de personas gastan al menos el 10 por ciento de sus ingresos familiares en atención médica, y los gastos de bolsillo llevan a casi 100 millones de personas a la pobreza cada año. "A medida que los países avancen después del Covid, será vital evitar recortes en el gasto público en salud y otros sectores sociales. Es probable que tales recortes aumenten las dificultades entre los grupos que ya están en desventaja, debiliten el desempeño del sistema de salud, aumenten los riesgos para la salud, aumenten la presión fiscal en el futuro y socaven los logros del desarrollo", subraya el organismo.

En cambio, apostilla, los gobiernos deben cumplir el objetivo recomendado por la OMS de gastar un uno por ciento adicional del PIB en Atención Primaria de salud (APS). "La evidencia revela que los sistemas de salud orientados a la APS han producido constantemente mejores resultados de salud, mayor equidad y mayor eficiencia. La ampliación de las intervenciones de APS en los países de ingresos bajos y medianos podría salvar 60 millones de vidas y aumentar la esperanza de vida promedio en 3,7 años para 2030", ha asegurado la OMS.

Asimismo, recuerda que los gobiernos también deben reducir el déficit global de 18 millones de trabajadores de la salud necesarios para lograr la cobertura universal de salud (CSU) para 2030. Esto incluye la creación de al menos 10 millones de empleos adicionales a tiempo completo en todo el mundo y el fortalecimiento de los esfuerzos de igualdad de género.