Actualidad

Las residencias transitan hacia la "normalidad", pero con mascarilla, distancia y lavado de manos

Pablo Recio

Jueves 3 de marzo de 2022

6 minutos

Sólo 3 comunidades mantienen restricciones 'duras', aunque algunas valoran volver a medidas de 2019

Las residencias transitan hacia la "normalidad", pero con mascarilla, distancia y lavado de manos
Pablo Recio

Jueves 3 de marzo de 2022

6 minutos

La estrategia de gripalización no termina de implantarse en España, pese a las promesas del Gobierno y aunque la sexta ola esté dando sus últimos coletazos. Y tampoco está llegando a las residencias de mayores, ni quizá vaya a llegar en el futuro próximo si, por ejemplo, se decide realizar un seguimiento de casos centrado únicamente en personas mayores. 

Por ahora, tres comunidades (Galicia, Comunidad Valenciana y Canarias) mantienen el pasaporte Covid en estos centros y todas siguen imponiendo el uso de la mascarilla y recomiendan el lavado de manos. 

Eso sí, es cierto que la menor letalidad de la ola invernal en estos centros, gracias a la inyección de las terceras dosis en octubre y a que ómicron es más leve que delta, ha abierto un camino de esperanza hacia una mayor normalización de la vida en estos centros.

En concreto, según los últimos datos del Imserso, la letalidad se ha situado, en lo que llevamos de 2022, en el 2,02%, un dato muy alejado del que se registraba en los periodos prevacuna –se llegó al 17/18%–.

Con todo, los decesos en residencias en periodo posvacuna siguen suponiendo el 13,47% del total, lo que probablemente esté motivando seguir obrando con cautela –desde el principio de la pandemia es el 23,15%–. 

Por ello, algunos ya atisban un futuro únicamente con ventilación, refuerzos de la vacuna, unidades de convivencia y habitaciones individuales, si bien este modelo todavía no se ha comenzado a implementar. 

Además, tampoco se sabe bien si este cambio llegará o si se mantendrá la obligatoriedad de ciertas medidas de precaución de emergencia como la mascarilla o los aislamientos de positivos, una vez se realice la transición a la gripalización para el resto de la población.  

Captura de pantalla 2022 03 02 a las 11.35.32

Las familias piden que todas las comunidades abandonen las restricciones

De momento, aunque desde el sector médico se pida prudencia, las familias piden normalizar cuanto antes su relación con sus parientes.

"Pedimos que no se les discrimine frente al resto de la población. Si casi todos los trabajadores y los residentes están vacunados, no puede haber más restricciones que las adoptadas para el resto de la ciudadanía", pide el presidente de la plataforma de familiares Pladigmare (@pladigmare), Miguel Vázquez.

Y no sólo justifican esta petición por una razón de igualdad sino también de salud, de salud mental. "Ha habido un gran deterioro emocional por parte de los residentes que no se puede seguir prolongando. Sólo la existencia de un gran número de residentes y trabajadores no vacunados –a los que, además, no se les haya apartado del contacto directo con los residentes–, podría justificar la existencia de más restricciones que las establecidas con el resto", indica.

"Se nos oculta la información sobre el número de trabajadores y residentes no vacunados –solicitada a través del Portal de Transparencia–, lo que nos inquieta y mucho", advierte.

Por su parte, la presidenta de la Coordinadora de familiares 5+1 (@CooResidencias), María José Carcelén, va más a allá y pide el fin de toda limitación. "Los residentes y sus familias necesitan volver ya a la vida prepandémica", sostiene.

"No es aceptable mantener unas restricciones superiores que al resto de la población, entre otras razones, porque el vector de contagio son los trabajadores y estos ya tienen una vida sin restricciones", comenta.

"Hay que acabar con las citas previas para hacer visitas, que sólo sirven para que las empresas limiten los derechos fundamentales de residentes y familiares", apunta. 

Finalmente, el presidente de la plataforma de familiares y trabajadores REDE (@REDE_org), Paulino Campos, reclama una vuelta a los horarios previos a la pandemia, la "eliminación de la cita previa" y la "apertura de las habitaciones a visitas". "No podemos dejar de hablar de discriminación grosera, delictiva también, hacia las personas mayores y personas con discapacidad que viven en residencias (y sus familias) mientras no se den estas tres circunstancias que los equiparen en sus derechos efectivos con el resto de los ciudadanos", advierte. 

La patronal, a favor también

Y no sólo son los familiares los que están a favor de levantar ciertas medidas, también las patronalesven con buenos ojos la relajación en algunos casos, sobre todo respecto al pasaporte Covid.

"Desde AERTE (Comunidad Valenciana) siempre hemos apostado por el pasaporte COVID, pero si se va eliminando en otros sectores también debería ir planteándose en éste, como ya sucede en otras comunidades autónomas en las que no se exige. La medida, que estaba en vigor desde el 4 de diciembre y que seguirá al menos hasta el 16 de Marzo, creemos que ha cumplido su función de manera importante, pero ahora y sobre todo porque las personas que visitan los centros son casi siempre las mismas, habría que ir pensando en retirarlas. También sería bueno avanzar en ciertas medidas de flexibilidad como la posibilidad de ocupar el 5% de las plazas que están bloqueadas por la Consellería de Igualdad, impidiendo disponer de unas 1400 plazas, y algunas medidas organizativas que permitan trabajar de una manera más normal y que ayuden a evitar la sobrecarga en el personal de los centros", apunta el responsable de la patronal valenciana AERTE, José María Toro.

"Creemos que las restricciones ya no tienen sentido, hay que poco a poco dejar recuperar todas las libertades. Pero lo muy importante es mantener líneas de protección y cura de la salud de las personas y garantizando la Sanidad Universal", concluye la presidenta de la patronal CEAPs (@cea_ps), Cinta Pascual. 

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor