Alimentación

Errores que cometes al hornear un bizcocho

Lola Santos

Foto: Bigstock

Jueves 18 de marzo de 2021

4 minutos

No siempre seguir una receta al pie de la letra garantiza un bizcocho esponjoso

Errores que cometes al hornear un bizcocho Foto: bigstock
Lola Santos

Foto: Bigstock

Jueves 18 de marzo de 2021

4 minutos

¿Has seguido la receta al pie de la letra, pero el bizcocho no ha salido como esperabas? A veces ocurre que el resultado final no es el que esperábamos cuando preparamos un bizcocho casero y son muchas las variables que pueden fallar: la falta de práctica, los utensilios no son los adecuados, falla algún ingrediente…  Si este es tu caso, sigue leyendo porque te vamos a desvelar algunos errores que cometemos cuando preparamos un bizcocho y la solución para que no vuelva a suceder.

Errores que cometes al hornear un bizcocho Foto: bigstock

Dar con el tiempo justo de horneado

Es una de las claves para conseguir el bizcocho perfecto. El problema es que seguimos una receta y nos da un tiempo y una temperatura de cocción determinados. Y un horno es distinto de otro, por lo que tenemos que asumir que debemos probar hasta dar con la temperatura ideal.

Si ha pasado el tiempo de horneado que marcaba la receta, prueba pinchando con un palillo de brocheta en el bizcocho. Si sale manchado, le falta tiempo de cocción, por tanto, debes dejarlo un poco más de tiempo. Si sale limpio, está listo.

Si debes dejarlo más tiempo en el horno porque no está, pero lo ves muy tostado, puedes taparlo con un papel de aluminio para que no se siga tostando. Y la próxima vez, baja un poco la temperatura del horno.

Cuando un bizcocho se agrieta en la parte superior, significa que ha subido muy rápido. Este problema puede tener dos causas, o bien la temperatura del horno era muy alta o bien nos hemos pasado con la levadura.

Errores que cometes al hornear un bizcocho Foto: bigstock

Ingredientes correctos

La calidad de los ingredientes y respetar las cantidades es fundamental para lograr el mejor resultado. Por ejemplo, si la receta pone huevos grandes y le ponen pequeños, tendrás que añadir un poco más porque te quedará más secos.

Lo ideal es que los ingredientes estén a temperatura ambiente en el caso de usar ingredientes refrigerados como huevos, leche o mantequilla.

Ojo a la hora de untar el molde con mantequilla para que el bizcocho no se pegue. Si nos pasamos con la cantidad de mantequilla, los bordes pueden quedar muy grasientos, dando la sensación de que están “fritos”. Si lo quieres evitar, puedes usar un papel de hornear o bien espolvorear con harina la mantequilla antes de añadir la mezcla de tu bizcocho.

Errores que cometes al hornear un bizcocho Foto: bigstock

Buenos utensilios

Ten en cuenta que un bizcocho sube cuando lo horneamos, por tanto, no emplees un molde demasiado pequeño porque se desbordará cuando suba. Si cuentas con batidora de varillas eléctrica, la puedes usar para hacer la mezcla, ya que aporta más aire a la mezcla y hará que tu bizcocho sea más esponjoso. Si no es el caso, emplea una varilla mejor que una cuchara de madera, por ejemplo.