Alimentación

¿Es más barato comer mal o de forma saludable?

Rosa María Torres

Jueves 18 de abril de 2019

3 minutos

Los alimentos de temporada son más baratos, más sanos y más ecológicos

¿Es más barato comer mal o de forma saludable? (Bigstock)
Rosa María Torres

Jueves 18 de abril de 2019

3 minutos

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 40% de los niños españoles tiene sobrepeso u obesidad, una cifra que en Europa solo supera Chipre. Ese porcentaje es similar en los adultos, tal y como refleja el Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE), un 40% tiene sobrepeso y más de un 20% padece obesidad. Asimismo, la comida basura está relacionada con la aparición de enfermedades crónicas con diabetes tipo 2 o hipertensión, por no mencionar los problemas dentales.

Estas cifras son consecuencia, en parte, debido al consumo excesivo de comida rápida o demasiado procesados. Pero, ¿por qué tendemos a elegir este tipo de alimentación con tanta frecuencia? Lo cierto es que las patatas fritas, perritos calientes o hamburguesas son muy accesibles económicamente, fáciles de obtener porque se pueden encontrar a cualquier hora del día y prácticamente en cualquier lugar (en las calles, las máquinas expendedoras, en las paradas de de autobús, etc.).

Además, cada vez es más habitual encontrar en los supermercados opciones de comida ya elaborada y, por supuesto, altamente procesada. Sin embargo, dar la vuelta a esta situación es más fácil de lo que parece porque, lejos de lo que se puede llegar a pensar, comer sano no es más caro.

Comida saludable (bigstock)

Lo tradicional no es tan caro

Para conseguirlo, los nutricionistas abogan por la vuelta a la cocina tradicional. Esto es, volver a cocinar con productos frescos y de temporada (que siempre son más económicos).

Dar la vuelta a esa situación pasa por volver a cocinar con productos frescos. Lo hemos investigado y no, las dietas basadas en productos frescos no son más caras que las basadas en productos procesados o precocinados. Un estudio realizado en EE.UU. (donde los alimentos frescos son muchos más caros que en España) ha calculado que el coste por caloría de los alimentos ultraprocesados es un 24% más caro que el de los cocinados en casa. Incluso el Consejo Europeo de Información Alimentaria se ha pronunciado contra esa idea.

Eso sí, los productos ecológicos si tienen un alto coste. Aunque esto no quiere decir que los productos nutritivos como las zanahorias, lentejas o patatas nos cuesten un ojo de la cara. En este sentido, por ejemplo, los batidos de semillas de chía sí son un lujo más caro, pero un zumo de tomate no lo es. La clave está en buscar el equilibrio y la alternativa que sea más apta para tu bolsillo.

¿Qué productos puedo comprar a buen precio?

Es cierto que la carne y el pescado son unos de los alimentos más caros de la lista de la compra; en paralelo las proteínas vegetales suelen ser más baratas. Las legumbres (judías, guisantes y lentejas) son nutritivas, muy económicas y funcionan como sustitutas de la carne. Las frutas de temporada también suelen ser más asequibles.

Por otro lado, frutas y verduras congeladas, en conserva y secas suelen ser más baratas que las frescas.

Sobre el autor:

Rosa María Torres

… saber más sobre el autor