Alimentación

Por qué tomar agua caliente es saludable

Olga Selma

Foto: Bigstock

Miércoles 7 de abril de 2021

3 minutos

Al beber el agua caliente o tibia, además de hidratarnos, aumentamos los beneficios para la salud

Por qué tomar agua caliente es saludable
Olga Selma

Foto: Bigstock

Miércoles 7 de abril de 2021

3 minutos

Algunas personas afirman que beber agua caliente puede ayudar a mejorar la digestión, alivia la congestión y promueve la relajación, pero la verdad es que hay poca investigación científica en esta área. Sin embargo, seguir este hábito puede tener beneficios para nuestra salud, especialmente si la tomamos a primera hora de la mañana o justo antes de acostarnos. 

Beber agua, ya sea fría o caliente, nos ayuda a mantenernos hidratados. Una de las recomendaciones más extendidas establece que debemos beber entre 2 y 3 litros de agua al día, lo que equivale a 8 vasos diarios, tal y como sugiere la Fundación Aquae

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria recomienda para las personas mayores beber 2 litros para las mujeres y 2.5 para los hombres, e indica que el 70% y el 80% de la hidratación diaria debe provenir de diferentes tipos de bebidas, preferiblemente de manera directa a través de la ingesta de agua, mientras que entre el 20% y el 30% restante puede hacerlo de los alimentos sólidos.

No tomar suficiente agua, caliente o fría, puede tener efectos negativos en el funcionamiento de su sistema nervioso y, en última instancia, afectar el estado de ánimo y la función cerebral. Por ello, comenzar el día con un vaso de agua caliente y terminarlo con otro será una buena idea. 

Primero debemos tener presente que la temperatura óptima para tomar bebidas calientes es de entre 54 y 71 grados, porque si lo hacemos a temperaturas superiores nos pueden provocar quemaduras. Si, además agregamos al agua una rodaja de limón añadiremos un poco de vitamina C.

bigstock Tomar agua caliente es saludable

Beneficios de beber el agua caliente o tibia

Según un estudio una bebida caliente, como el té, proporciona un alivio rápido y duradero de la secreción nasal, la tos, el dolor de garganta y el cansancio. Una taza de agua caliente crea vapor y por ello, al sostener la taza e inhalar profundamente, el vapor puede ayudar a aflojar los senos nasales obstruidos e incluso aliviar un dolor de cabeza sinusal. Dado que tenemos membranas mucosas en los senos nasales y la garganta, beber agua caliente también puede ayudar a calentar esa área y aliviar el dolor de garganta causado por la acumulación de moco.

Otros estudios sugieren que beber agua caliente es especialmente eficaz para activar el sistema digestivo. Según la medicina tradicional china, tomar un vaso de agua caliente en ayunas permite drenar los riñones, despertar los intestinos y preparar el organismo para el desayuno. Además beber agua puede mejorar la actividad del sistema nervioso central, así como el estado de ánimo, porque el agua es el principal componente del cerebro, y es indispensable para su buen funcionamiento.

Por la noche, del mismo modo que tomar un baño caliente ayuda a que los vasos sanguíneos se expandan y transporten la sangre de manera más eficaz por todo el cuerpo, beber agua caliente puede tener un efecto similar: el calor puede ayudar a relajarnos y prepararnos para un sueño reparador si lo tomamos antes de ir a dormir a modo de infusión.

 

Sobre el autor:

Olga Selma

Olga Selma es redactora especializada en temas de salud, alimentación y consumo.

… saber más sobre el autor