Cesta de la compra

Lidl gana la batalla legal a Thermomix y podrá volver a vender su robot de cocina

65ymás

Miércoles 19 de enero de 2022

3 minutos

La Audiencia de Barcelona estima el recurso de la cadena alemana y revoca la sentencia anterior

Lidl gana la batalla legal a Thermomix y podrá volver a vender su robot de cocina
65ymás

Miércoles 19 de enero de 2022

3 minutos

Lidl ha logrado dar la vuelta a la batalla legal que mantiene con Thermomix. La sección 15 de la Audiencia de Barcelona ha estimado el recurso de la cadena de supermercados alemana contra la sentencia que le condenó por comercializar un robot de cocina que presuntamente infringía los derechos de patente de la máquina Thermomix y que le imponía una indemnización, privándole de comercializar la Monsieur Cuisine Connect de la marca Silvercrest.

En la sentencia, los magistrados han considerado la "nulidad" de la patente española de Vorwerk, fabricante de Thermomix, por haber ampliado la protección de forma ilegítima en el curso de la tramitación de la patente.

También han considerado que la infracción de sus derechos "es nula" porque la solicitud no dispone de actividad inventiva, y han estimado que, hasta en caso que la patente no fuera válida, no existía infracción por parte de Lidl, en sus palabras.

Han concluido que no existe infracción porque el robot de cocina de la demandada "no reproduce esa secuencia necesaria para que se pueda intervenir con seguridad en el vaso de agitación".

 

Thermomix

 

"En el robot de cocina de Lidl la tapa se puede abrir sin necesidad de ninguna acción previa, es decir, sin necesidad de detener previamente el mecanismo agitador y es esa apertura o desenclavamiento de la tapa por medio de un pequeño giro sobre su eje la que determina la detención del mecanismo agitador, si bien no de forma inmediata", han añadido.

La Audiencia de Barcelona ha explicado que las partes podrán interponer recursos de casación y por infracción procesal en el plazo de 20 días tras la notificación del fallo.

Tras la sentencia favorable a Vorwerk, Lidl tuvo que retirar del mercado todos los ejemplares que se encontraban "en su poder y en el de sus distribuidores, así como todos los documentos comerciales, material publicitario y promocional u otros documentos en los que se reproduzca ese producto, incluido Internet", y dejar de importar, almacenar y vender el robot de cocina.

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor