Practicopedia

La forma definitiva de dar brillo y recuperar el color de los azulejos

Olga Selma

Foto: Bigstock

Domingo 27 de junio de 2021

3 minutos

El cuidado y mantenimiento de los azulejos ayuda a mantener su brillo característico

La forma definitiva de dar brillo y recuperar el color de los azulejos
Olga Selma

Foto: Bigstock

Domingo 27 de junio de 2021

3 minutos

Los azulejos pierden su brillo y lustre por el uso y desgaste diario, así como por la exposición a la suciedad, los residuos de jabón, las manchas de agua y otros factores ambientales. Pero tenemos diversas opciones, desde tratamientos naturales hasta tratamientos de alta resistencia, que nos ayudan a restaurar el brillo de los azulejos para que puedan recuperar el brillo y color del primer día.

Una rutina de cuidados

El cuidado y mantenimiento de los azulejos es lo que nos ayudará a mantener su brillo característico. Pasar una esponja con regularidad por las baldosas con 2 cucharadas de un limpiador multiusos mezclado con agua caliente es una opción perfecta para todo tipo de azulejos. Para mayor brillo, sequemos el área con un paño de microfibra, puliendo hasta obtener un acabado brillante. Para los azulejos de la ducha y otras áreas particularmente sucias, vierte esta solución en una botella, rocía y espera, al menos, 15 minutos para que haga su efecto. Después limpia la zona con una esponja húmeda para que queden brillantes y relucientes.

bigstock Limpizar azulejos

Soluciones Naturales

Tanto el bicarbonato de sodio como el vinagre son dos opciones con múltiples aplicaciones para la limpieza del hogar, incluidas las baldosas del baño. Para una renovación, espolvorea bicarbonato de sodio generosamente sobre las baldosas y frota limpiar y desodorizar simultáneamente toda la pared. Las áreas muy sucias se benefician de una limpieza a fondo con una solución limpiadora de 1/2 taza de vinagre, 1/2 taza de amoníaco y 1/4 taza de detergente en agua tibia. Si bien las soluciones naturales ofrecen opciones más suaves, para esta opción más agresiva usa guantes, que protejan tu piel.

Para las áreas particularmente sucias puedes utilizar un cepillo de dientes viejo antes de enjuagar con una esponja húmeda. Y si son áreas grandes, utilizar un cepillo para fregar con cerdas suaves evitará las rayas.

Una mezcla de partes iguales de bicarbonato de sodio, agua tibia y sal también limpia eficazmente los azulejos. Ten en cuenta que los limpiadores multiusos eliminan con éxito la mayoría de las manchas, pero fórmulas suaves que no estropeen los acabados de las baldosas ni causen daños.

Cuando desees un brillo intenso, puedes emplear un truco: rocía cera para muebles o aceite de limón sobre la superficie y pule con un paño suave de microfibra. Aunque debes evitar el uso de cera para muebles o aceite de limón en la ducha y la bañera, ya que estas superficies se vuelven peligrosamente resbaladizas con su aplicación.

Sobre el autor:

Olga Selma

Olga Selma es redactora especializada en temas de salud, alimentación y consumo.

… saber más sobre el autor