Practicopedia

¿Cómo y cuándo debo purgar mis radiadores?

Manuela Martín

Miércoles 14 de octubre de 2020

2 minutos

¿Cómo y cuándo debo purgar mis radiadores?

Ya ha empezado el otoño y con él llega el frío y el momento de encender nuestros radiadores, pero ¿has comprobado si funcionan correctamente?

Un buen funcionamiento de nuestros radiadores es clave para el correcto rendimiento de la calefacción y para reducir el consumo de energía y por ende el de nuestra factura. Si no sabes cómo purgar los radiadores, en este artículo te lo explicamos en unos sencillos pasos. Octubre es el mejor mes para hacerlo, así que ¡manos a la obra¡

¿Qué es purgar un radiador?

Radiadores

 

Puede ocurrir que dentro del sistema de calefacción con radiadores se haya acumulado aire durante los meses que han estado apagados. Ese aire entorpecerá la circulación del agua que calienta los radiadores, haciendo que no emitan calor correctamente.

Si no los purgamos, podemos hacer que nuestra caldera funcione pero sin conseguir calentar.

Y ¿cómo sé si es necesario o no purgarlos? Muy sencillo. Enciende la calefacción y si al ponerla en marcha escuchas ruidos extraños en el sistema, como gorgoteos, o bien al tocar el radiador la parte superior está más fría que la inferior, necesitas purgarlos.

¿Cómo purgar el radiador paso a paso?

Lo primero y más importante es purgarlos cuando la calefacción esté apagada y el radiador frío. De esta forma, la bomba de la caldera no moverá el circuito del agua ni el aire acumulado en su interior, permitiéndonos purgarlos fácilmente.

Nuestro segundo consejo es cerrar la llave de paso de agua del radiador que se vaya a purgar. Respecto al orden, siempre es conveniente empezar por el que está más cerca de la caldera y seguir el sentido del flujo del agua dentro del sistema de calefacción.

A continuación, sitúate en el primer radiador que vayas a purgar y coloca un recipiente en la parte inferior de la válvula para evitar mojar el suelo con el agua que saldrá durante el purgado.

Coge una llave inglesa, un destornillador o una moneda para abrir la llave de la válvula de purgado que se encuentra en la parte superior del radiador y mantenla abierta hasta que comience a salir agua de forma constante. Repite este proceso en cada uno de los radiadores.

Una vez terminado el purgado de todos los radiadores, te recomendamos que también revises la presión del agua de la caldera, la cual debe estar entre 1-1,5 bares.

Si tu radiador es automático no tendrás que realizar este tipo de purgado, ya que estos sistemas de calefacción expulsan el aire de forma automática.

Ya es el momento de encender la calefacción y todos los radiadores para asegurarnos de que todo ha salido correctamente y, en caso de dudas, contactar con un técnico.

1
Isidro Hace 10 días
También hay que revisar la caldera si es de gasoil pues puede que haya óxido en la carcasa que contiene el circuíto cerrado de agua, asi que mejor lijarlo y aplicarle pintura anticalórica. También revisar los paneles interiores de la caldera y reponer la espuma aislante si está rota