Practicopedia

¿Has revisado ya tu caldera o sistema de calefacción de cara al frío?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 15 de septiembre de 2019

2 minutos

Las temperaturas son aún suaves y es momento de poner a punto la calefacción que pronto utilizarás

¿Has revisado ya tu caldera o sistema de calefacción de cara al frío?

Cualquier sistema de climatización necesita de un mínimo mantenimiento y debe pasar las revisiones periódicas obligatorias por Ley en las distintas comunidades autónomas. De cara a la llegada del frío, siempre es conveniente hacer una pequeña puesta a punto de los aparatos responsables de proporcionarte calor en invierno.

Revisar el sistema de calefacción evitará problemas y averías en un futuro ya muy próximo, logrando que tu casa resulte más confortable y haciendo que reduzcas el gasto energético, algo que se traduce, fácilmente, a euros.

Los puntos clave en una revisión de tu calefacción

Si en tu vivienda tienes una caldera, comprueba que funciona antes que el invierno se eche encima. Si es un aparato antiguo, no está de más tener en cuenta las ayudas que ofrecen las administraciones autonómicas para sustituirlas por otras más modernas. En el caso de la Comunidad de Madrid (@ComunidadMadrid), el plazo para solicitar distintas subvenciones a través del Plan Renove de calderas y calentadores individuales para mejorar la eficiencia y seguridad en los hogares, está abierto hasta el próximo 31 de diciembre (estás a tiempo).

Si tienes una caldera relativamente nueva (menos de 10 años), puedes realizar una serie de sencillas comprobaciones.

revisión caldera radiadores

La primera es verificar que, efectivamente enciende, por lo que, aparentemente no hay problemas de enchufes o instalación eléctrica. Muchas calderas tienen dos posiciones; verano e invierno, ya que en los meses estivales solo funcionan para calentar el agua y proporcionar energía a la cocina, sin que la calefacción esté activada. Acuérdate de cambiarla para que pueda cumplir todas sus funciones.

Al encender la caldera verifica que arranca con la presión correcta (1 – 1,5 bares), Si está por debajo de 1, toca abrir la llave y proceder a rellenar de agua. Si tu caldera no recupera presión y “se viene abajo”, puede que esté sucia por acumulación de partículas en su filtro. Su limpieza debe hacerla siempre un profesional cualificado. Nunca manipules por tu cuenta el interior de la caldera.

Comprobando radiadores

Llega el momento de comprobar, además, que los radiadores se calientan de forma homogénea. Si alguno presenta áreas frías, deberás hacer el correspondiente “purgado”, es decir, eliminar el aire que pueda haber acumulado en su interior durante el verano. La mayoría de los radiadores disponen de una válvula que, al abrirla, permite su salida. Hazlo despacio (como si abrieses una olla a presión).

Si tienes otros sistemas de calefacción, como por ejemplo hilo radiante, también conviene confirmar, con tiempo, que funciona. La reparación del hilo puede suponer tener que levantar parte del pavimento y es fundamental ir con tiempo.

Lo mismo ocurre si tienes un tanque que te suministra gasóleo. No solo debe cumplir estrictamente la normativa de mantenimiento por tu propia seguridad, sino que debes ser previsor y contratar el relleno de combustible con suficiente antelación´

Por último, si sigues utilizando los clásicos braseros (bajo la mesa camilla), por favor, deshazte de ellos, porque son poco seguros y causan numerosos accidentes cada año en nuestro país.

0

No hay comentarios ¿Te animas?