Practicopedia

Cómo planchar una camisa para que quede impecable

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 25 de marzo de 2021

3 minutos

Toma nota de estos consejos para planchar las mangas sin rayas

Cómo planchar una camisa para que quede impecable foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 25 de marzo de 2021

3 minutos

Planchar puede ser una de las tareas más difíciles del hogar y, si hablamos de camisas, puede convertirse en una ciencia solo al alcance de unos pocos. Sin embargo, vamos a darte algunos consejos para que consigas llevarte bien con la plancha cuando tengas una camisa delante y quede como recién salida de una tintorería.

Lo primero que debemos comprobar es que la camisa se puede planchar, ya que hay algunos tejidos que no se recomiendan exponer a altas temperaturas.

En el caso de las camisas, es importante seguir unos pasos.

Cuello

Comenzaremos en primer lugar por el cuello. Es la primera parte de la camisa que debemos planchar. Para ello, empieza planchando la parte interior. A continuación, lo doblaremos por el pliegue natural y plancharemos el exterior, sobre todo a lo largo de la doblez.

Puños

Para planchar los puños correctamente, es importante que los botones estén abiertos. A continuación, lo extenderemos sobre la tabla y plancharemos previamente el interior. Le daremos la vuelta y plancharemos el exterior del puño.

¿Sabes planchar las camisas correctamente? foto: bigstock

Hombros

Introduce el hombro en el extremo de la tabla para aprovechar su forma redondeada y plancha esa zona de la camisa o en dirección a la manga.

Mangas

En este punto es importante dejar claro un aspecto: siempre deben ir sin raya. Sin duda, dan mejor aspecto.

Para la manga cogeremos la costura interior para marcar la doblez y plancharemos por un lado y por otro, sin importar la raya principal que esté quedando. A continuación, llega la parte complicada. Cogeremos la camisa por el hombro y el puño y con suavidad, la dejaremos caer sobre la tabla de planchar, dejando justo la costura en la parte inferior y en el centro. Si lo hacemos con suavidad, la manga se colocará de manera natural y será más sencillo. En ese momento, ya podemos planchar para quitar la raya principal que antes se nos había marcado. Eso sí, cuidado de no apretar mucho para que no aparezcan rayas a los lados. Dado que la manga está ya planchada y solo se trata de quitar esa raya principal, deberemos hacerlo con cuidado.

Tapeta de ojal y cuerpo principal

Esta parte es la más sencilla. Para la parte de los botones, iremos introduciendo el pico de la plancha con cuidado entre cada uno de los botones para no quemar los botones y dejar esa parte central de la camisa bien planchada.

Finalmente, plancharemos el cuerpo principal y la parte de la espalda ayudándonos de la tabla.