Practicopedia

Trucos que sirven para no tener que planchar la ropa nunca más

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Sábado 7 de diciembre de 2019

3 minutos

Planchar la ropa es una de las tareas domésticas más fastidiosas, ¿cómo puedes prescindir de ella?

Trucos para no tener que planchar la ropa nunca más

ACTUALIZADO

A nadie le gusta lucir sus prendas de ropa preferidas llenas de arrugas. Por eso, cada día pasamos horas y horas frente a la tabla de planchar para que todas ellas luzcan lisas y relucientes. Pero, ¿qué pasaría si te dijera que no es necesario recurrir a la placha para obtener este resultado? Son muchas las personas que consideran esta tarea aburrida y fastidiosa, sobre todo durante los meses más calurosos del verano. Para todos ellos, existen una serie de trucos y pautas que permiten limitar el uso de este aparato en la medida de lo posible. Y no hablamos únicamente de utilizar el vapor de la ducha caliente, ¿a qué artimañas nos referimos?

La importancia de tender bien

Este es uno de los trucos más extendidos, pues tender la ropa no consiste únicamente en colgarla de una cuerda con ayuda de unas pinzas. Aunque no lo parezca, es un proceso muy complejo que puede eliminar casi por completo las arrugas de la ropa. En primer lugar, debes retirar las prendas de la lavadora en cuanto acabe el programa, sino la ropa se humedece y, al estar plegada, se arruga más de lo normal. Después, debes sacudirla para eliminar el exceso de agua y quitar algunas arrugas superficiales.

Por otro lado, es fundamental estirar bien la ropa cuando la vayas a tender y, sobre todo, prescindir de las pinzas cuando sea posible, pues estas dejan marcas muy difíciles de quitar. Si debes utilizarlas a toda costa, mejor colócalas en las axilas u otros puntos menos visibles y recurre siempre a los modelos de plástico, que tienen menos agarre que las de madera.

Aerosol anti-arrugas

¿Sabías que existe un producto que, con solo rociarlo sobre la ropa, evita la aparición de arrugas? Es cierto que su eficacia depende bastante del tejido de las prendas, de hecho, las de algodón son las que mejor resultado ofrecen; pero puede ser una alternativa interesante a tener en cuenta. Solo tienes que usarlo cuando la ropa esté todavía húmeda, sacudirla antes de extenderla y dejar que se seque en la cuerda.

Ropa tendida

La plancha del pelo para la ropa

Este recurso es muy útil para los pequeños detalles como, por ejemplo, el cuello de una camisa, los volantes de un vestido o esas molestas arrugas que aparecen en el centro de cualquier camiseta. Así, con una clásica plancha del pelo puedes acabar con ellas en apenas unos segundos, ideal cuando tienes prisa o estás apunto de salir de casa. Asimismo, el secador de pelo también puede eliminar las arrugas de las prendas que ya están secas.

Una percha para tus camisetas

En el caso de los jerséis, las sudaderas, las camisas, las camisetas e incluso los abrigos, puedes colgarlos directamente de una percha para que se sequen adquiriendo su forma habitual, no arrugados en la cuerda. Recuerda sacudirlos antes para eliminar el exceso de agua. Y si tienen bolsillos, prueba a cerrar las solapas con un imperdible, ya que es un lugar donde suelen aparecer muchas arrugas. Al igual que las cremalleras, que siempre deben ir cerradas.

Escoge bien el programa de lavado

Al igual que el modo en el que tiendes es un dato a tener en cuenta a la hora de evitar el planchado, la forma en la que pones la lavadora también adquiere una importancia que no debes pasar por alto. Por ejemplo, llenarla demasiado no va a ayudarte a que la ropa salga menos arrugada, más bien todo lo contrario.

Al igual que el centrifugado. La función de esta operación es eliminar la humedad de las prendas, algo que se consigue a una velocidad de 600 rpm, aproximadamente, por lo que no es preciso que lo pongas al máximo. Asimismo, intenta usar siempre un poco de suavizante, pues este producto ablanda las fibras de los tejidos y disminuye el número de arrugas.

Trucos para no tener que planchar la ropa

¿Y la secadora?

Algunos hogares cuentan entre sus filas con una secadora, que también puede aportar su granito de arena a la causa. Para que tu ropa quede lo más lisa posible, escoge siempre un programa de secado delicado, pues de esta forma el calor no resecará las prendas y las arrugas brillarán por su ausencia. Además, del mismo modo que no puedes cargar en exceso la lavadora, con este electrodoméstico también limita el volumen.

Un ingrediente multiusos

Entre todos estos consejos no podía faltar el clásico remedio casero que durante generaciones ha causado sensación. En este caso, el vinagre es el producto protagonista pues, al parecer, también es capaz de eliminar las arrugas de tu ropa. Solo tienes que diluirlo en agua e introducir la mezcla en un rociador para después aplicarlo sobre la prenda en cuestión, que deberás colgar para que se seque al aire.

Eso sí, mira antes la composición del tejido para no dañarlo y ten en cuenta el aroma que puede dejar en tu armario.

0

No hay comentarios ¿Te animas?