Practicopedia

Cómo saber si un concurso online es lícito

Toni Esteve

Foto: Bigstock

Domingo 11 de octubre de 2020

2 minutos

A menudo son solo un reclamo para hacerse con nuestros datos

Cómo saber si un concurso online es licito

Los concursos en las redes sociales son habituales para promocionar una marca o producto entre su público objetivo. No hay nada ilícito en ello si se hace acorde a la ley. Pero la gran capacidad que tienen estos sorteos para hacerse virales es lo que ha atraído a los ciberdelincuentes para tentar a los usuarios por medio de sorteos y promociones que, con estrategias engañosas, buscan robar tus datos y luego venderlos a terceros, para finalmente utilizarlos en campañas de spam o, en el peor de los casos, para distribución de fraudes y malware, como alertan des de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI @osiseguridad).

En estos casos, es habitual que las bases del concurso no estén claras, que existan contradicciones y que el tipo de premio al que nos estemos postulando varíe dependiendo de donde miremos, si en el enunciado del sorteo o los términos y condiciones. También es un clásico que el concurso haya finalizado hace meses. En el mejor de los casos, los datos recogidos de los participantes en el sorteo van a compartirse con un gran número de terceras empresas con el objetivo del envío masivo de publicidad y promociones.

¿Cómo saber si un concurso es lícito? La OSI nos da estas pautas para poder descubrir si estamos ante un posible fraude:

  1. Ve a la fuente. Lo primero que debemos hacer es siempre acudir a la fuente del concurso para contrastar la información. Si una marca concreta lanza un concurso, lo habitual es que hayan creado una campaña de marketing para publicarlo en su web o en sus propios canales de redes sociales. En definitiva, consúltales a ellos directamente.
     
  2. No puede haber sorteo sin “bases legales”. Siempre que veamos un concurso debemos buscar sus bases legales. Eso nos ayudará a saber si se trata de un fraude o no, y es que muchas veces nos dejamos llevar por la emoción del momento o las prisas y pasamos por alto lo más importante, ningún sorteo real se lleva a cabo sin bases legales.
     
  3. Comprueba las “URLs”. Así podremos comprobar a qué dirección nos están llevando, si estamos en un sitio legítimo o por el contrario, no lo conocemos de nada. Una web fiable siempre comenzará por “https” durante el proceso de recogida de datos. Si tenemos dudas, una búsqueda por Internet nos podrá arrojar algo de luz sobre la web.
     
  4. Analiza los comentarios. Pararse a leer los comentarios de otros usuarios nos ayudará a identificar posibles fraudes o engaños. Muchos usuarios escriben sus experiencias en Internet y, si han sido víctimas, lo publicarán para evitar que otros caigan en el mismo engaño.
     
  5. Busca fallos ortográficos y gramaticales. La mayoría de fraudes o promociones de dudosa reputación usan traductores para la creación del contenido. Si el concurso es legítimo, al menos contarán con un equipo que se haya encargado de elaborar una campaña con mensajes y diseños bien cuidados.
     
  6. Contrasta las imágenes en Google. Si es un fraude, lo habitual es que estén sacadas de Internet y sean de mala calidad o copias de otros concursos. Google por ejemplo te permite comprobar si la imagen es una copia y su procedencia desde su buscador de imágenes: https://images.google.com.
0

No hay comentarios ¿Te animas?