Practicopedia

Cómo usar una olla exprés correctamente: 9 pasos y una receta

N. Abril

Viernes 19 de junio de 2020

2 minutos

Trucos para sacar todo el partido a la olla exprés

Es un utensilio de cocina del siglo pasado. Dicho así parecería que estamos hablando de algo en desuso, pero nada más lejos. Se trata de la olla exprés, la inventó en 1979 el físico francés Denis Papin, un experto en vapor, pero no salió al mercado hasta 1919. Su objetivo final y principal: cocinar más rápido.

Hoy, cien años después, sigue cumpliendo con su objetivo principal y el paso del tiempo le ha sentado estupendamente, pues ha mejorado uno de sus mayores peros: la seguridad.

Por si eres de los que no han usado nunca una olla exprés o todavía te da algo de respeto te damos algunas pautas de uso:  

  1. Lee las instrucciones de tu olla porque, aunque los elementos básicos son los mismos para todos, en algunos modelos pueden variar el mecanismo o alguna de las partes. Por ejemplo, algunas funcionan con selector de presión, otras con indicadores de presión por anillos o algunas tienen válvulas de despresurización y en otras es un botón…
  2. Coloca los alimentos que vas a cocinar en el interior.
  3. Cúbrelos con agua. Normalmente, la olla tiene marcado un mínimo y un máximo de llenado que hay que respetar. Atención: no hay que olvidar el agua pues es uno de los primeros sistemas de seguridad en este tipo de cocinados.
  4. Cierra muy bien la tapa. Comprueba que esta tiene la junta de goma en buen estado y colocada correctamente. La tapa y la olla tienen que encajar a la perfección y los mangos deben quedar alineados. En el caso de ollas con asas el procedimiento es el mismo. Cuando la olla está correctamente cerrada puedes observar que no es posible abrirla salvo utilizando la pestaña de apertura.
  5. Coloca el indicador de tu olla exprés según el alimento que vayas a cocinar. En las instrucciones suelen venir en qué número y qué tiempos son los mejores según lo que vayas a preparar.Como norma general: el nivel 1 es el adecuado para verduras, arroz, pasta y pescado y el nivel 2 lo es para carne, legumbres y alimentos más duros en general.
  6. Pon la olla en el fuego. En principio, con una temperatura más elevada hasta que suba la válvula de presión y comience a salir un poco de vapor. Eso quiere decir que la olla ha alcanzado la presión adecuada y la temperatura correcta. Es el momento de empezar a contar el tiempo de cocción.
    36c01687 8ca0 40e1 bb9f dd2d2e240038

     

  7. Calcula el tiempo de cocción, normalmente coincidirá con la salida completa de la válvula (suele venir indicado porque se dejan ver las dos líneas de la válvula). En este momento podrías comprobar que es imposible abrir la olla exprés incluso usando la pestaña de apertura.
  8. Cuando pase el tiempo de cocción apaga el fuego y retira la olla. Deja enfriar la olla. Algunas personas la ponen debajo del grifo, pero no es recomendable. Si quieres acelerar el proceso, puedes utilizar la posición de despresurización, disponible entre los niveles de presión de la olla.
  9. Cuando enfría, se baja la válvula, lo que significa que ya no hay presión en el interior. Ya puedes abrir la olla con total seguridad, solo debes tener precaución de no quemarte con el vapor que sale. Verifica la cocción de los ingredientes y listo ya ha terminado tu cocción exprés.

Para completar esta información te traemos un vídeo de las recetas de MJ que nos deja de regalo una rica receta de lentejas:

 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?