Cómo

Cómo saber si alguien te está robando el WiFi

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 23 de julio de 2019

2 minutos

Si tu contraseña no tiene un nivel alto de dificultad, está expuesta a que tus vecinos la roben

Cómo saber si alguien te está robando el WiFi

Aunque en pleno siglo XXI es raro el hogar que todavía no cuenta con una conexión WiFi de última generación, lo cierto es que muchas personas siguen aprovechando sus conocimientos en informática para no contratar una tarifa de Internet y así ahorrar algo de dinero. Sin embargo, lejos de privarse, estos siguen disfrutando de las ventajas de esta tecnología. ¿Cómo? Robando la clave del WiFi a su vecino.

Se trata de un proceso muy sencillo, sobre todo si la contraseña del router es la que viene predefinida por el fabricante. De hecho, en Internet es posible encontrar multitud de páginas y programas que explican la forma de hacerlo paso a paso. Afortunadamente, este robo se hace visible para el damnificado que, en primer lugar, ve reducida la velocidad de su conexión. Sin embargo, hay otras pautas que pueden hacerte sospechar de esta situación.

Internet y WiFi

Un robo que deja huella

Como acabamos de explicar, una de las pistas que indican que alguno de tus vecinos te está robando el WiFi es una conexión mucho más lenta de lo habitual. De hecho, esta velocidad varía según la hora del día, que suele coincidir con la noche, el término del horario laboral o el fin de semana, por ejemplo. Si esta pauta se repite con demasiada asiduidad, significa que hay una persona detrás del problema, no se trata de un fallo técnico.

Para asegurarte, existen diversos programas que muestran la dirección IP de todos los dispositivos que están conectados a tu red. Solo tienes que identificar los tuyos (ordenadores, móviles, televisión, tablet...), así el intruso saldrá pronto a la luz. Colasoft MAC Scanner, Fing o Wireless Network Watcher son solo algunos de ellos.

Otra forma de saber si te están robando el WiFi es desactivando el acceso a la conexión de todos los aparatos que estén a tu disposición. Si aún así la luz que corresponde al WLAN sigue encendida, lo más probable es que el servicio esté derivado a otro terminal que no es de tu propiedad.

Cambia la contraseña

Si, efectivamente, tu WiFi ha sido objeto de robo, lo primero que debes hacer es blindar la contraseña. Para ello, puedes llamar directamente a la compañía que te brinda el servicio a Internet o poner en la barra de búsqueda del navegador 192.168.1.1., que te dará acceso al panel de control del router, donde podrás configurar tú mismo las credenciales. Así, elimina la contraseña que viene por defecto y pon una que solo tú conozcas y vayas a recordar. De esta forma, será mucho más complicado que hackeen los datos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?