Cómo

Gafas de sol graduadas, ¿cómo funcionan?

Carlos Zapatero

Domingo 10 de marzo de 2019

2 minutos

Uno de los mejores instrumentos para proteger a nuestros ojos del impacto de los rayos UV

Las gafas de sol graduadas, ¿cómo funcionan? (Bigstock )

Convertidas en un icono de estilo, la función de las gafas de sol va mucho más allá de su importancia a nivel estético. Especialmente útiles cuando queremos protegernos de los rayos UV, de su elección la salud de nuestros ojos.

Gafas de sol graduadas, asegura la protección de tus ojos

Por su naturaleza, deben de adaptarse a nuestras necesidades oculares, persiguiendo, de este modo, una doble función. Por un lado, a través de los cristales con filtro solar, se logrará filtrar la radiación UV que llega a nuestros ojos como consecuencia del impacto directo del sol; minimizando los posibles daños que podría sufrir nuestra córnea, tal y como expone en su web el Dr. Francisco Dacarett.

La segunda función que se persigue tiene que ver con la corrección de nuestros problemas visuales. Por medio de la graduación de nuestros cristales, unas gafas de sol graduadas permitirán proporcionar a nuestros ojos el escenario perfecto sobre el que corregir y minimizar cualquier deficiencia visual, al tiempo que nos ayudan a no perder visión cuando el sol provoca que nos tengamos que proteger cambiando las gafas que siempre llevemos.

Las gafas de sol graduadas, ¿cómo funcionan? (big stock )

¿Cuántos tipos de cristales de gafas graduadas existen?

A nivel de cristales, no existe diferencia alguna entre los de visión y los que están pensados para protegernos del sol. Pese a que son gradudados, comparten los mismos objetivos que los tradicionales. Por ello, cuando hablamos de gafas graduadas, nos encontramos con tres tipos de cristales:

  • Monofocales: cuando únicamente necesitamos corregir una única distancia.
  • Ocupacionales: si queremos corregir dos distancias diferentes.
  • Progresivos: si quieres corregir tres distancias diferentes: corta, media y larga distancia.

Ventajas de usar gafas de sol graduadas

Practicidad

Mediante el uso de gafas de sol graduadas evitas tener que salir a la calle con dos gafas, unas para el sol y otras para poder ver. Especialmente en verano, que pasamos más tiempo en la calle, la opción de decantarnos por unas de sol graduadas es la mejor solución para cuando sabemos que vamos a estar mucho tiempo fuera de casa. Por ejemplo, cuando vamos a la playa o de excursión.

Descansa de las lentillas

Las gafas de sol graduadas son una de las mejores soluciones para facilitar a nuestros ojos el descanso que necesitan. Si estás acostumbrado a llevar lentillas, es importante que tus ojos puedan relajarse de vez en cuando del uso prolongado de las mismas.

Podrás conducir sin quitarte las gafas

Si eres conductor, las gafas de sol graduadas pueden ayudarte a poder hacer frente al sol a la par que favorecen una correcta visión. Mediante la graduación de los cristales, conseguirás no tener que quitarte las gafas de sol para poder conducir con seguridad. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?