Medicina preventiva

La prevención es clave para evitar la pérdida de visión

Carlos Zapatero

Viernes 15 de febrero de 2019

1 minuto

Con una buena prevención, muchos de los problemas que afectan a nuestros ojos podrían frenarse o paliarse, de ahí que debamos estar muy atentos a ciertos síntomas

Pérdida de visión, todo lo que tienes que saber (Pixabay)

Los ojos son una de las partes más importante de nuestro cuerpo. La vista es un sentido esencial, puesto que a través de ella logramos recibir prácticamente la totalidad de la información que nos rodea. Es precisamente debido a la importancia que se desprende de este sentido el motivo por el que tus ojos deben de ser una de las zonas de tu cuerpo que más debes de cuidar.

Y es que, en lo relacionado con la pérdida de visión, al menor síntoma lo más recomendable es acudir a nuestro centro médico de confianza. La mayoría de los trastornos oculares podrían evitarse con una correcta prevención o, en su defecto, con un tratamiento adecuado. De hecho, la cifra alcanza el 80%, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

La herencia familiar, clave en la pérdida de visión

Pérdida de visión, todo lo que tienes que saber (pixabay)

Ahiondando en esos datos, la herencia familiar ocupa un papel destacado a la hora de detectar lo relacionado con la pérdida de visión. Los genes y la naturaleza humana convierten a la salud ocular en una de las mayores problemáticas a las que nos debemos de enfrentar en la actualidad.

Debido a esta situación, es importante que en familias en las que existan problemas de visión, se deban de extremar las precauciones antes los primeros síntomas relacionados con la salud ocular.

¿Cómo puedes comprobar que estás perdiendo visión?

Una de las actitudes más comunes cuando nuestros ojos comienzan a perder visión es tratar de engañarnos a nosotros mismos, confiando que se trata de un problema pasajero o que es síntoma el estrés. Sin embargo, en la mayor parte de casos, si dejamos pasar los primeros avisos de nuestro cuerpo, las consecuencias pueden resultar irreversibles

Algunas de las situaciones en las que puedes darte cuenta de que tus ojos comienzan a requerir atención son las siguientes:

  • Aumento de la frecuencia de los errores en la escritura.
  • Dificultad de focalización en un objeto.
  • Disminución de la percepción del espacio físico.
  • Ver objetos borrosos.
  • Aumento de sensibilidad a la luz.

Si has notado algunos de estos cinco síntomas, es recomendable que acudas a tu médico de confianza cuando antes. Con la salud de los ojos no es recomendable jugar.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?