Cómo

¿Cómo puede tu mascota transmitirte alguna enfermedad?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 8 de junio de 2019

2 minutos

Descubre qué es la zoonosis para aclarar dudas sobre posibles contagios

Contagio de enfermedades de mascotas. Zoonosis

El Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia (ICOVV) explica que el término zoonosis se ha definido como el conjunto de enfermedades que pueden transmitirse de los animales a las personas y viceversa.

Es importante conocer las distintas vías por las que puede producirse un contagio, porque son diversas y, en ocasiones, difíciles de determinar. Las más evidentes son las llamadas zoonosis alimentarias, aquellas que tienen lugar al ingerir un producto de origen animal “contaminado”. Como ejemplo, el caso ocurrido hace años en el que personas contrajeron encefalopatía espongiforme al comer carne procedente de ganado vacuno enfermo (vacas locas).

También los animales pueden transmitirnos parásitos, bien al ingerirlos, como ocurre con el pescado y el anisakis o por entrar accidentalmente en contacto con heces contaminadas en las que puedan encontrarse (caso de la toxoplasmosis en los gatos).

La zoonosis por contacto es poco frecuente si hablamos de animales domésticos, pero en explotaciones ganaderas se han dado caso de brucelosis (infección de origen bacteriano). Otras enfermedades como la rabia, la sarna o la leishmaniosis sí pueden llegar hasta nosotros si convivimos con un animal de compañía, aunque no siempre sea un perro o un gato el “responsable” directo del contagio,

¿Qué enfermedades "compartimos" humanos y mascotas?

Es importante dejar claro que los animales pueden ser agentes portadores de determinados virus, bacterias o parásitos que son los que realmente causan la enfermedad. En este sentido, los veterinarios insisten en la importancia de cuidar la salud de nuestra mascota, porque es esencial no solo para que se encuentre bien, sino, además, para evitar riesgos de enfermedades que pudieran llegar a transmitirnos.

En este sentido, la vacunación y la desparasitación periódica son básicas para proteger a nuestro perro o gato y también nuestra propia salud.

Entre las zoonosis más comunes hay que destacar algunas que afectan a la piel y se transmiten por contacto directo, como los distintos tipos de dermatitis, junto a otras que podemos contraer de forma indirecta. Es el caso de la leishmaniosis, poco frecuente en humanos, pero no descartable. La leishmaniosis no la contagia el perro enfermo. Es el mosquito trasmisor de la enfermedad, que inocula el parásito en el animal, el que también podría picarnos a nosotros con las mismas consecuencias.

La rabia es otra enfermedad incluida en la zoonosis, aunque gracias a las campañas de vacunación está casi erradicada. Aun así,un  perro con la rabia podría transmitir la enfermedad a una persona a través de su mordedura.

0

No hay comentarios ¿Te animas?