Practicopedia

El truco para limpiar la escobilla y que los gérmenes no se apoderen de tu baño

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 18 de enero de 2021

3 minutos

No olvides la limpieza de la escobilla para una desinfección completa del baño

Consejos para limpiar la limpiar la escobilla del baño correctamente Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 18 de enero de 2021

3 minutos

Hay personas que detestan el uso de las escobillas e incluso no tienen en sus baños, pero muchas otras sí que tienen y para este grupo, tenemos algunos consejos para ayudarles con la desinfección de este elemento.

El baño es uno de los lugares de la casa donde más bacterias y microorganismos se acumulan, de ahí que la limpieza constante sea fundamental, especialmente el inodoro, con el objetivo de evitar la aparición de gérmenes.

Pero en esta limpieza diaria, también es importante no olvidar la desinfección de las escobillas, las cuales también deben limpiarse con bastante frecuencia, una o dos veces por semana, dependiendo del uso que le demos. Lo ideal es rociar todas las cerdas del cepillo con lejía o cualquier otro producto desinfectante que utilicemos habitualmente para eliminar las bacterias del baño y dejarlo actuar durante al menos 10 o 15 minutos sin que toque ninguna superficie. A continuación, debemos enjuagarla con agua y dejar que se seque por completo antes de volverla a poner en el escobillero. Si la guardamos húmeda aparecerá moho y al utilizarla para el inodoro aumentaremos la proliferación de gérmenes.

¿Cómo puedo acabar con el mal olor del baño?

 

El escobillero también será necesario limpiarlo en profundidad, ya que ahí también se acumulan multitud de gérmenes. Para ello, es necesario retirar el agua estancada, echar lejía y aclarar con abundante agua. Recuerda que la lejía es recomendable utilizarla con agua fría para que no pierda sus propiedades.

También puedes utilizar vinagre para la limpieza de la escobilla y el escobillero.

¿Qué limpio antes, el inodoro o la escobilla?

Nuestro consejo es que siempre desinfectes la escobilla en primer lugar, ya que de nada sirve limpiar el inodoro y luego introducir este elemento sucio. Lo ideal es, una vez limpia la escobilla, limpiar el inodoro en profundidad.

Cambiarla con frecuencia

Al igual que los cepillos de dientes, los estropajos o las esponjas de baño, las escobillas también ha que cambiarlas cada cierto tiempo, incluso aunque la desinfectemos con frecuencia ya que, al ser un elemento constantemente húmedo, la proliferación de bacterias es enorme y por lo tanto debemos renovarlas.

Consejos en la limpieza del baño

Recuerda que cada elemento del baño precisa de un tipo de producto diferente, ya que no es lo mismo la limpieza del inodoro que la limpieza del lavabo. En estos casos, utiliza estropajos y bayetas diferentes para no esparcir los gérmenes de un lugar a otro, así como un producto más fuerte para el inodoro que para el resto de las piezas del baño.

Además, es importante que dejes secar los utensilios de limpieza para que no acumulen gérmenes y la próxima limpieza no sirva de nada.