Cuándo

Cuándo se declara nulo un testamento y qué consecuencias tiene

65ymás

Sábado 3 de abril de 2021

5 minutos

Defectos de forma o no estar en plenas facultades mentales al hacer testamento, son causa de nulidad

Cuándo se declara nulo un testamento y qué consecuencias tiene
65ymás

Sábado 3 de abril de 2021

5 minutos

El testamento es la mejor herramienta para garantizar que se cumple la voluntad de una persona. El testamento determina quien heredará nuestros bienes o como debe hacerse uso de ellos, tras el fallecimiento. Eso sí, siempre debe respetar la ley y nunca podrá decidir sobre la parte de la herencia que está reservada por ley a los herederos forzosos o legitimarios del testador.

“Es la mejor manera de ordenar los deseos, ya que se hace constar de forma legal la voluntad, facilitando la transmisión de los bienes y evitando problemas a familiares y allegados” según la Fundación Pasqual Maragall. “La opción más recomendable, segura y cómoda es el testamento abierto que se realiza ante notario, quien asesora sobre las distintas posibilidades de cómo hacerlo y ayuda en su redacción, según la legislación aplicable y la voluntad del testador”, dice en su web.

Ahora bien, el testamento podría quedar en papel mojado si se declara nulo. Perdería toda validez.

Diferencias entre testamento nulo y testamento impugnado

El resultado en ambos casos es el mismo. Tanto si se declara nulo como si es impugnado quedará sin validez. Ahora bien, el motivo es bien distinto.

Cuando un testamento no cumple con los requisitos establecidos, puede declararse nulo. Por otro lado, un testamento puede ser impugnado. Esto ocurre cuando el testador realiza un nuevo testamento. El testamento válido será el nuevo, mientras que el anterior quedará revocado, sin valor.

Cuándo se declara nulo un testamento y qué consecuencias tiene

Un testamento puede ser anulado por los siguientes motivos, recogidos en el Código Civil:

  • Que el testamento sea otorgado o entregado por una tercera persona. Un testamento es un acto personal e intransferible. Solo el poseedor de los bienes, la persona que lo firma, pude entregarlo. En ningún caso una tercera persona podrá hablar en nombre del testador.
  • Un testamento otorgado de manera conjunta por dos o más personas. Ahora bien, como nos cuenta Vilches Abogados, “no en todo el territorio nacional rige el Código Civil. Es por ello que en algunas autonomías sí existen los denominados testamentos de hermandad o mancomunados”, como Aragón, Navarra, País Vasco o Galicia.
  • Cuando el testador no tiene las capacidades necesarias para otorgar testamento. “Estamos por ejemplo en el caso de menores de catorce años para nuestro Código Civil. También de aquellos incapacitados por minusvalía que afecte a sus facultades”, aseguran desde el despacho de abogados.
  • Cuando el testador no está en posesión de sus facultades en el momento de otorgar testamento. Esto se da, por ejemplo, cuando el testador no se encuentra en plenas facultades mentales debido, por ejemplo, a una enfermedad. “Será preciso documentarlo médicamente y valorar si tenía o no la capacidad suficiente para otorgar testamento”.
  • Cuando haya indicios de posibles engaños o intimidaciones. Testar si media violencia, fraude o dolo en la redacción del testamento, es motivo de nulidad, por supuesto.
  • Otorgar testamento en favor de una persona incierta y no identificada.
  • Preterición no intencional de los descendientes. Hay casos en los que el causante ha testado antes de tener hijos. En estos casos se anulan las disposiciones patrimoniales testamentarias. Para esto hay que impugnar el testamento, un procedimiento que deben realizar los ‘preteridos’, esto es, los herederos forzosos por su derecho a la legitima.
  • Cuando no se respetan los requisitos formales o hay irregularidades. Que el testamento no esté firmado o no lo esté con la fecha indicada, la no institución de un heredero, que no esté avalado por un notario, etc, son algunos de esos requisitos, que pueden dar lugar a la anulación.

¿Y ahora qué?

Normalmente, se suele buscar la nulidad del testamento en casos donde se desea eliminar a un heredero o invalidar su parte. Dicha reclamación se deberá efectuar judicialmente, y en ella se deberá solicitar al juez la nulidad de todo o parte del testamento. Siempre con una justificación y con pruebas.

Puede que un testamento quede sin validez, pero la herencia siempre se va a producir… aunque quizá no en los términos y según lo deseos del fallecido, tal y como lo había establecido en ese testamento declarado nulo.

Los herederos y afectados por la anulación del testamento también podrán recurrir a la justica para reclamar.

Cuando exista un testamento anterior podrá volver a tener vigencia para reclamarlo. Pero si no se tuviera, se aplicaría el orden legal de sucesión establecido en el Código Civil. Es decir, se procedería igual que cuando se reparte una herencia intestada, cuando no hay testamento.

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor