Practicopedia

En qué debo fijarme al comprar un electrodoméstico

Teresa Rey

Jueves 28 de marzo de 2019

1 minuto

Si se quiere ahorrar hay que mirar la eficiencia energética, además de la capacidad y la garantía

En qué debo fijarme al comprar un electrodoméstico (Bigstock)
Teresa Rey

Jueves 28 de marzo de 2019

1 minuto

Grandes o pequeños, los electrodomésticos forman parte de nuestra cotidianidad. Sus usos son múltiples, algunos tienen más o menos vida, pero siempre llega un momento en el que se estropean. Entonces, hay que comprar uno nuevo y nos formulamos la gran pregunta: ¿en qué debemos fijarnos? Hay tanta oferta y variedad que a veces no sabemos por dónde empezar, así que deberemos tener en cuenta varias cuestiones como el espacio con el que contamos o aspectos relativos al ahorro energético, tal y como podemos hacer al adquirir otros elementos de casa como por ejemplo el calentador.

Eficiencia energética

Una de las primeras cosas que debemos mirar es el ahorro que nos puede proporcionar el electrodoméstico en sí en cuanto a su consumo. Para ello tendremos que ver qué eficiencia energética tiene, que se establece a través de unas categorías, desde la A+++ que es la que más eficiente en este sentido hasta la D, la más baja. También se identifica por colores, el verde oscuro es la mejor, y la roja la peor. Hemos de tener claro entonces que cuanto más elevada sea esta categoría menos gasto de luz tendremos. Esto repercutirá en el precio también, los más caros son los de las categorías más eficientes.

Capacidad

Otro de los aspectos que debes mirar es la capacidad. Para ello, debes valorar cuántos miembros componen la unidad familiar, si vives solo tal vez no necesites una lavadora que admita mucha carga o un frigorífico muy grande. Es importante reflexionar sobre estos aspectos, que influyen en el coste final.

Garantía

La garantía es otra cuestión que no se debe obviar. La ley establece que los fabricantes han de otorgar dos años de garantía a los electrodomésticos, pero en ocasiones esta se puede ampliar a más años pagando una cantidad adicional. Del mismo modo, tienes que informarte sobre qué cubre esa garantía, si solo defectos de fábrica o problemas derivados del uso.

Especificaciones

Cada electrodoméstico es diferente, por eso es recomendable que consultes las guías de consumidores que hay para cada uno de ellos. Por ejemplo, hay lavadoras que ofrecen programas específicos según el tipo de lavado, la apertura de las puertas de las neveras es diferente según el modelo, el microondas puede ser horno a la vez, etcétera. Es decir, es recomendable pensar bien el uso que les vamos a dar y qué necesitamos realmente.

Diseño

Aunque el diseño parezca algo banal no lo es tanto, al final estamos adquiriendo un elemento que va a formar parte de la decoración del hogar, ya sea en la cocina o en otra parte de la casa. Habrá que tomar medidas y ver cuál es el espacio del que disponemos sobre todo para los aparatos que empleamos en la cocina. Si nos va a hacer falta un diseño específico podemos consultar con la marca si es posible que nos los proporcione, aunque esta variación repercutirá en el precio al no ser un electrodoméstico estandarizado.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?