Practicopedia

La guía definitiva para entender tu nómina de una vez por todas

65ymás

Foto: Bigstock

Martes 14 de julio de 2020

3 minutos

No domicilies tu nómina por los regalos sino por la rentabilidad o el coste del servicios

La guía definitiva para entender tu nómina de una vez por todas

El contrato laboral es un documento por el cual el trabajador se compromete a ofrecer determinados servicios a una persona o empresa a cambio de una cierta remuneración y bajo determinadas condiciones. Del contrato se derivan derechos y obligaciones tanto para el empleado como para el empleador.

Hay diferentes tipos de contrato, aunque los más comunes suelen ser aquellos en función de la duración del contrato (temporal, indefinido, a tiempo parcial, eventual); u otros tipos como contratos en prácticas, para la formación o por obra. Los contratos se regulan a través de leyes (Estatuto de los Trabajadores) y convenios colectivos, los cuales recogen todos los derechos y deberes específicos del sector en el que esté incluida la empresa.

Antes de firmar nuestros contrato, el Banco de España (@BancoDeEspana) advierte que debemos comprobar que figura en el mismo el salario que nos corresponde, cómo será la jornada laboral y el trabajo para el que vamos a ser contratados. Así mismo, tenemos que comparar las características de nuestro contrato con las que figuran en el convenio colectivo de la empresa que nos contrata o, en su caso, del convenio del sector al que pertenece dicha empresa.

Desglosando la nómina

La nómina es el justificante que reciben los trabajadores del pago del salario por parte de la empresa. Detalla los conceptos que forman el salario y especifica las cantidades que se deducen al trabajador y que hacen la diferencia entre el sueldo bruto y el sueldo neto o líquido. Estas son las partes principales:

 

nómina

(fuente: BOE @boegob)

 

ENCABEZADO

-Información sobre de la empresa: Nombre, domicilio social, CIF, número de la Seguridad Social.

-Datos del trabajador:

• Nombre y apellidos, DNI o NIE y número de afiliación a la Seguridad Social

• Antigüedad. La fecha en la que el trabajador comenzó a prestar servicios a la empresa. Se debe tener en cuenta para los ascensos, los “pluses” de antigüedad y las indemnizaciones en despidos.

• Categoría profesional: Condiciona el salario base (reflejado en las percepciones salariales) y las funciones en la empresa. La categoría profesional y sus funciones vienen descritas en los convenios colectivos o en los contratos individuales.

• Puesto de trabajo. Describe las tareas que realiza la persona en la empresa.

DEVENGOS O SUELDO BRUTO

Son las cantidades de dinero que recibe el trabajador por diferentes conceptos, sin deducciones. Hay dos tipos de devengos:

 • Los que cotizan a la Seguridad Social o percepciones salariales (el salario base y los complementos salariales, así como las horas y gratificaciones extraordinarias, entre otras).

• Los excluidos de cotización o percepciones extrasalariales (indemnizaciones por despido o traslado, dietas de viaje, plus de transporte y distancia, prestaciones de la Seguridad Social por incapacidad temporal... )

DEDUCCIONES

Del salario bruto mensual hay que deducir diferentes importes que hay que pagar al Estado y a la Seguridad Social. El resultado es el sueldo neto. Las deducciones generales son:

• Contingencias comunes: Destinado a la Sanidad Pública.

• Desempleo: Destinado a las prestaciones por desempleo.

IRPF: Es la retención practicada como pago a cuenta del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Este porcentaje varía en función del importe del salario y las circunstancias familiares.

BASES DE COTIZACIÓN

Son las cantidades y porcentajes que calculan las cotizaciones por los conceptos que se pagan a la Seguridad Social.

Las ventajas de domiciliar su nómina

No es obligado domiciliar la nómina en un banco o caja de ahorros, pero hacerlo puede resultar cómodo, además de ser seguro. Antes de realizar este paso conviene comparar las ofertas que ofrecen los diferentes bancos o cajas al domiciliar tu nómina. Entre las ventajas que puedes recibir están: devolución de parte de los recibos que te domicilien en la cuenta de la nómina, anticipos de la nómina sin intereses, algún tipo de tarjeta gratis, seguros de accidentes o de hogar, ventajas en la concesión de créditos o hipotecas. Y cuidado, como advierte el Banco de España, no se debe tomar la decisión de domiciliar la nómina por los regalos sino por la rentabilidad que se obtenga o por el coste de los servicios que ofrecen.

0

No hay comentarios ¿Te animas?