Practicopedia

Detrás del mal aliento de tu perro puede haber un problema de salud

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Jueves 11 de julio de 2019

2 minutos

Al igual que ocurre con el ser humano, el mal aliento de tu perro puede indicar un problema de salud

El mal aliento de tu perro puede ser un problema de salud

Aunque en muchas ocasiones el mal aliento de tu mascota sea un efecto propio del envejecimiento, lo cierto es que, al igual que ocurre con el ser humano, a veces la causa puede ser un problema de salud que requiere tratamiento inmediato. De ahí la importancia de llevar a tu perro al dentista periódicamente para una revisión y descartar así afecciones más graves.

La dieta, especialmente aquella compuesta por alimentos húmedos o comidas de humanos; y una higiene dental inadecuada suelen ser el origen de la halitosis canina. Sin embargo, como acabamos de ver, detrás también pueden haber diversas enfermedades, que deben ser diagnosticadas exclusivamente por un profesional del ámbito, el mismo que determinará el tratamiento más apropiado. ¿Cuáles son las opciones más comunes?

Gingivitis

La gingivitis en perros es uno de los síntomas más vinculados a una infección bucal y se caracteriza por la inflamación de las encías, un efecto que resulta muy doloroso y molesto para el animal. Obligándole en algunas ocasiones a dejar de comer. La acumulación de placa y sarro en su dentadura, consencuencia de una mala higiene bucal, suele ser la causa principal. Además, si no se trata a tiempo puede producir flemones o el paso de dichas bacterias al torrente sanguíneo. No obstante, al ser una enfermedad muy común, su tratamiento es de lo más sencillo y eficaz.

Periodontitis

Esta afección, conocida también como enfermedad periodontal, destaca por la acumulación de sarro y placa en los dientes del animal y se desarrolla por la aparición de bolsas invisibles entre los dientes y las encías, que a su vez acumulan bacterias. Sin embargo, en esta ocasión, puede derivar en la pérdida del hueso o las piezas dentales. Aunque también se puede tratar sin mayor dificultad, es preciso cogerlo a tiempo, pues puede provocar una infección más grave en algunos de sus órganos vitales.

Perro en el veterinario

Insuficiencia renal

Al igual que nosotros, los perros necesitan limpiar la sangre de los desechos que produce el metabolismo, un proceso en el que los riñones juegan un papel fundamental y que, si no funcionan correctamente, puede desembocar en una insuficiencia renal. Suele ser habitual en los perros más mayores, aunque una infección bacteriana o una deshidratación también pueden provocarla. Otros síntomas son la pérdida de apetito, los vómitos o una actitud aletargada.

Problemas digestivos

Estos son muy frecuentes en los perros y muchas veces se deben a una dieta inadecuada, que va acompañada de vómitos, pérdida de peso, flatulencias, ruidos en el estómago y, por supuesto, mal aliento exacerbado. Asimismo, los problemas digestivos que suelen afectar a la salud de tu mascota, y que deben ser diagnosticado por el veterinario, son la gastritis, los parásitos internos, la colitis, la pancreatitis o una intolerancia alimentaria.

0

No hay comentarios ¿Te animas?