Practicopedia

Pautas para que un gato sea más sociable con las visitas

Anna Blanco

Foto: bigstock

Lunes 30 de noviembre de 2020

4 minutos

No es habitual que un gato se muestre afectuoso y relajado con las personas desconocidas

Pautas para que un gato sea más sociable con las visitas
Anna Blanco

Foto: bigstock

Lunes 30 de noviembre de 2020

4 minutos

Los gatos 'son muy suyos, no son sociables o no les gustan las personas' son frases que a menudo se utilizan para definir el carácter de los gatos. Y quizás todas tienen un punto de verdad, aunque el problema es que, también a menudo, comparamos el comportamiento de los gatos con el de los perros por lo que es normal que los felinos salgan perdiendo en materia de sociabilidad. 

Partimos entonces de que los gatos no se relacionan de igual forma que los perros con las personas por lo que puede ser adecuado tener unas pautas para cuando recibamos en casa visitas y queremos que nuestro gato esté relajado y no se esconda en el primer lugar que encuentre. 

bigstock Gray Cat Is Hiding Under The B 369768667

No forzar las cosas

Si el gato se muestra reacio a acercarse, no hay que forzar las cosas u obligarle a acercarse a nuestros invitados. No vamos a conseguir mejorar las cosas, más bien lo contrario. Un gato necesita su tiempo y sentirse seguro ante una situación nueva como un extraño que ha llegado a su territorio. Dejémosle que se acostumbre a él desde la distancia y a su ritmo. 

Un ambiente relajado

Los gatos no toleran los ruidos fuertes o los gritos por lo que, si el encuentro es de muchas personas o en un ambiente festivo, no será la mejor circunstancia para que interactúe con las visitas. Mejor intentarlo en otra ocasión en que el ambiente sea tranquilo y con pocos estímulos. 

Un premio siempre ayuda

Probablemente hay alguna golosina para gatos o alimento que le gusta mucho a nuestro animal y que habitualmente utilizamos para mimarlo o premiarle. Pues bien, para que nuestra visita gane puntos frente al gato, que sea esta quien le dé la golosina. Incluso expertos en comportamiento animal recomiendan reservar ciertos premios que sabemos que le gustan mucho a nuestro gato solo para cuando vengan visitas. Así, el animal asociará como algo bueno, recibir gente en casa. 

Permitirle un lugar seguro

Ya hemos comentado que no debemos forzar al gato a acercarse a las personas a las que no está habituado pero, a la vez, debemos asegurarnos de que tiene acceso a su lugar habitual de descanso y que este no está 'invadido' por las visitas. Si suele descansar en una habituación, procuremos que quede disponible para él y que tenga fácil acceso si lo necesita. 

Y si nosotros somos las visitas...

Situémonos al otro lado de la ecuación, es decir, ¿cómo debemos actuar si somos nosotros los que vamos a una casa donde vive un gato? Los expertos dan una serie de recomendaciones para ser el invitado perfecto para un felino:

- Primero de todo recomiendan actuar como si no nos gustasen los gatos, es decir, ignorarlos y no intentar establecer contacto con ellos ya que no les gusta que caminemos directos hacia ellos o hagamos ruidos para atraerlos. Además, curiosamente está demostrado que los gatos siempre acaban mostrando interés por aquellas personas a las que no les gustan los gatos. 

-Mejor si no le miramos a los ojos y, como hemos dicho antes, no debemos ir hacia él sino esperar a que él se acerque. Puede ser útil si nos sentamos junto a su dueño para que el gato vea que somos 'aliados'. 

- Debemos hablar en voz baja y evitar realizar ruidos estridentes.

- No debemos extender la mano hacia él y, si conseguimos que el gato se acostumbre a nosotros y se acerque, debemos ofrecerle suavemente un dedo para olfatear. Jackson Galaxy, experto en felinos, recomienda un movimiento que él llama “Michelangelo”, donde dejamos colgando la mano con un dedo hacia afuera. La yema de nuestro dedo parecerá una nariz de gato y acercará su nariz. 

- Y, sobretodo, mucha paciencia porque tiene que ser el gato quien quiera acercarse una vez que se haya acostumbrado a nosotros.