Practicopedia

Síntomas de que tu gato también cumple años y se hace mayor

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 24 de agosto de 2019

2 minutos

¿Qué cuidados necesita para disfrutar de una vejez saludable y placentera?

Síntomas de que tu gato también cumple años y se hace mayor

Si tienes un gato, tal vez adoptado, al que no has cuidado desde pequeño, no siempre es fácil determinar su edad y mucho menos saber cuándo ha entrado en esa etapa de la vida en la que podríamos considerarle un “anciano”.

Aunque cada animal es distinto, los veterinarios señalan que la vejez en los gatos suele comenzar en torno a los 7 y 8 años. Los mininos son, por lo general, animales longevos, así que no te preocupes, porque aunque el tuyo se haya hecho mayor, con los cuidados necesarios, vas a tener mascota muchos años (algunos superan los 20 de vida sin problemas).

gato se hace mayor

¿Cómo saber si tu mascota empieza a ser un venerable señor gato?

No le van a salir arrugas pero, el paso del tiempo también va a resultar apreciable en su pelaje, que irá perdiendo brillo y suavidad a medida que vaya envejeciendo.

Otras pistas a las que debes estar atenta porque indican que tu mascota se hace mayor y puede requerir cuidados específicos son:

Problemas dentales. Es uno de los síntomas visibles más frecuentes. La principal afección que suelen presentar los gatos ancianos es la gingivitis, la inflamación de sus encías que puede resultarles realmente molesta y dolorosa. Por este motivo, en los gatos más longevos, la pérdida de alguna pieza dental no es algo extraño. Al costarles masticar y roer, también la acumulación de sarro es habitual.

De estas molestias dentales pueden derivar distintas complicaciones. Tu mascota mayor puede empezar a comer menos de manera evidente. En este sentido, el Ilustre Colegio de Veterinarios de Valencia (@ICOVValencia) hace hincapié en que un animal senior, perro o gato, necesita una alimentación específica que le aporte los nutrientes que requiere en esa etapa de su vida (menos sal, proteína de calidad, más fibra, vitaminas extra…).

Es normal que el gato a medida que envejece vaya perdiendo progresivamente agilidad y facultades que afectan a su extraordinaria capacidad visual y auditiva (igual que los humanos). También puedes notar que está algo más torpe e incluso que empieza a hacer “sus necesidades” fuera del arenero. Este síntoma tiene especial importancia porque podría no ser consecuencia exclusiva de la edad, sino estar relacionado con alguna dolencia de tipo reumático que mejoraría con un tratamiento adecuado. Si tienes un gato mayor, la visita anual al veterinario es básica para mantener su buena salud por muchos años.

Por último otro de los síntomas que resulta apreciable y lógico es que tu mascota pasará más tiempo descansando o durmiendo. Es normal, pero debes tener en cuenta que los gatos, incluso los ancianos, necesitan su rato de juegos a diario, por lo que, entre los cuidados esenciales durante esta etapa no olvides incluir ese momento divertido en el que tu viejo amigo lo pasará en grande “cazando ratones”.

0

No hay comentarios ¿Te animas?