Practicopedia

Protege tu piscina todo el año con la instalación de una cubierta

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Sábado 17 de agosto de 2019

2 minutos

Puedes optar por una protección en forma de lona o bien por un cerramiento acristalado

¿Quieres instalar una cubierta para tu piscina?

Durante los meses de verano es una de las zonas de la casa que más trasiego tiene. Y es que para soportar mejor las altas temperaturas, lo mejor es darse un refrescante chapuzón en la piscina. Con la llegada del otoño, el jardín vuelve a su sosiego habitual de los días más fríos y es el mejor momento de proteger este espacio de las inclemencias del tiempo para que tenga un mantenimiento óptimo todo el año.

Además, con estos protectores se mejora la calidad del agua, con lo que se ahorra en productos químicos para su mantenimiento, y nos servirá como eficaz sistema de seguridad para evitar caídas de mascotas, niños o personas mayores. Y, si optamos por una a modo de recinto cerrado, podremos resguardar la temperatura del agua y tener una piscina interior donde poder bañarnos incluso en Navidad. 

Cubiertas tipo lona

A la hora de proteger este vaso acuático, hay varias soluciones: desde una cobertura tipo lona a cerramientos acristalados de mayor envergadura y que requieren de una mayor instalación y presupuesto. 

Así, si optamos por una cubierta tipo malla o manta térmica, no será necesario que llames a un profesional para colocarla. Con un poco de maña podrás apuntalar los tacos metálicos, donde irá sujeta por medio de unas gomas elásticas, alrededor de la piscina. Lo más recomendable es que quede bien colocada esta protección: ni hundida ni demasiado tirante. Y siempre se deben guardar unas precauciones de seguridad:

  • Nada de meterse al agua por debajo de ella ni saltar o pisar por encima como si de una cama elástica se tratase.
  • Cuando no se está usando, en los meses de verano, lo mejor es guardarla enrollada (no doblada) evitando que el sol le dé directamente para que no se pueda estropear. 

Disfruta de tu piscina todo el año

Si quieres hacer una mayor inversión, tienes la opción de colocar un cerramiento acristalado sobre ese vaso acuático, ya sea de altura baja o bien alta, ideales para proteger la piscina y alargar un poco más la temporada de baño.

Incluso existen modelos a modo de cubierta plana para aquellas piscinas con diseños más modernos. En este caso se trata de una plataforma que cubre toda la piscina y sobre la que se puede caminar con total seguridad o incluso colocar mobiliario de jardín sin problema alguno de caída. Así se aprovecha más ese espacio que, además, puede hacer las veces de improvisado cenador. 

¿Quieres instalar una cubierta para tu piscina?
0

No hay comentarios ¿Te animas?