Practicopedia

Primeras pautas a seguir con un perro recién adoptado

Marco Herrera

Foto: BigStock

Domingo 15 de septiembre de 2019

2 minutos

Se paciente, puede llevarle tiempo a un perro conocer a su familia y sentirse realmente como en casa

Primeras pautas a seguir con un perro recién adoptado

Adoptar un perro es un cambio emocional para ti y para la propia mascota. Los primeros días en tu hogar son especiales y cruciales para tu nuevo perro. Es probable que el animal se confunda en un nuevo entorno y no esté seguro sobre lo que esperar de ti. Es importante establecer límites claros y mantener la estructura dentro de casa para ayudar a crear una transición sin problemas. Aquí dejamos unos consejos para ayudarte durante el período de adaptación después de traer un nuevo perro a casa.

Se paciente con la nueva mascota

Cuando adoptes un perro en tu familia, recuerda ser paciente. Puede llevarle tiempo a un perro conocer a su familia y sentirse realmente como en casa. Cada perro es diferente, puede que algunos tarden un par de días en sentirse cómodos con su nueva familia, mientras que otros pueden necesitar un par de meses. Por lo tanto, la verdadera personalidad de un perro puede no ser evidente hasta un tiempo después de llegar al hogar.

La salud de tu corazón te agradecerá que un perro te haga compañía

Establecer una rutina y estructura

Tener una comunicación abierta entre los miembros de tu familia antes de adoptar un perro es esencial. Además de preparar las áreas de la casa donde el perro pasará su tiempo, debes dejar claro las responsabilidades de tu familia cuando se trata de cuidar a un perro. Establece quién asumirá ciertas responsabilidades, qué está permitido y qué no está permitido en el hogar. Establecer una rutina justo cuando tu mascota llega a casa ayudará a que se sienta segura y protegida.

Pasea a tu perro todos los días

Es muy positivo para la salud y la socialización del animal sacarlo a pasear y correr un par de veces al día y si interactúa con otros perros, aún mejor. Hazlo aproximadamente a la misma hora todos los días para establecer una rutina.

Si ya tienes otros perros, preséntalo lentamente

La introducción de animales con otros ya establecidos en un hogar es un proceso lento y es mejor hacerlo poco a poco. Cuando tu nueva mascota y la que ya tienes en casa  se encuentren por primera vez, asegúrate de hacerlo fuera del hogar, en territorio neutral. También debes tener una correa para cada uno para controlar las interacciones.

Se recomienda crear espacios para comer separados y eliminar elementos potenciales que podrían causar protección o conflicto. Esto ayudará a minimizar la tensión y las experiencias negativas entre los perros. También es importante no dejar a los animales juntos sin supervisión durante las primeras semanas.

Tu perro te quiere y estas son las señales que lo demuestran

Si le vas a dar otra comida, cámbiasela lentamente

Si le vas a dar un alimento diferente al que tu perro estaba comiendo en el refugio, hay algunas cosas importantes a tener en cuenta. Cambiar abruptamente la dieta de un perro, así como el estrés, pueden causar malestar gastrointestinal y diarrea.

La transición gradual a una nueva dieta es importante para evitar consecuencias inesperadas, como vómitos o náuseas. Se recomienda proporcionar la misma comida que en el refugio o rescátala durante unos días. Luego mezcla gradualmente la comida para perros nueva y reduce la cantidad de comida anterior hasta que haya cambiado completamente a la comida nueva.

0

No hay comentarios ¿Te animas?