Practicopedia

¿Quieres tener un perro? Aspectos a valorar antes de dar el paso

Anna Blanco

Foto: bigstock

Martes 3 de noviembre de 2020

1 minuto

Decidirse a tener un perro es algo que debe meditarse para ser conscientes de lo que implica

¿Quieres tener un perro? Aspectos a valorar antes de dar el paso
Anna Blanco

Foto: bigstock

Martes 3 de noviembre de 2020

1 minuto

Dicen que es el mejor amigo del hombre y quienes hayan compartido o compartan su vida con un perro seguro que están de acuerdo. Para los amantes de estos animales, las ventajas de tener uno son muchas o, incluso, afirmarán que son y se les quiere como a uno más de la familia por lo que no es necesario añadir nada más. Y probablemente sea cierto. Pero también lo es que compartir nuestra vida con un animal, sobretodo si no lo hemos hecho antes o desde hace tiempo, requiere pensar con calma los pros y los contras o si estamos en la situación adecuada para hacerlo. 

Así que en este artículo no queremos decir si es bueno o no compartir nuestra vida con un perro (sin duda, lo es) pero sí tomar conciencia de que no es una decisión que se debe tomar a la ligera o, al menos, debemos tener en cuenta una serie de cuestiones antes de abrirle la puerta de casa a nuestro nuevo compañero de cuatro patas. 

Para empezar, debemos analizar porqué queremos tener un perro, qué nos motiva. Este proceso debería durar al menos un tiempo para evitar tomar una decisión poco meditada. Nuestra decisión no debe ser fruto de un capricho puntual y poco pensado ya que el compromiso que se adquiere al acoger, comprar o adoptar un perro debe ser total y algo que nos aporte alegría y satisfacción a largo plazo.

A la hora de analizar nuestra motivación, también debemos valorar si tenemos las condiciones adecuadas para cuidar de un perro: tiempo para dedicarle, un ritmo de vida compatible con un perro, ganas de comprometernos, dinero, logística adecuada, etc. No es que queramos desanimar a quienes quieran tener un perro, pero se trata de un importante compromiso y no debemos infravalorar lo que implica. Para la mayoría o práctica totalidad de los dueños de un perro, la experiencia compensa con creces el trabajo que conlleva, pero debemos intentar asegurarnos al máximo que vamos a pertenecer a este grupo antes de tomar la decisión. 

bigstock Naughty Playful Puppy Dog Bord 365574955

Quizás, para dar respuesta a lo dicho anteriormente puede sernos de utilidad pasar algún periodo de 'prueba'. Por supuesto, no estamos hablando de acoger un perro y devolverlo como si fuero un regalo que no nos gusta... se trata de pedirle a algún amigo con perro que nos lo deje unos días o incluso existe la opción de que en algunas protectoras necesitan voluntarios para pasear a los perros lo que nos puede permitir tener contacto con los animales y ver cómo va la experiencia. 

Otro aspecto a valorar a la hora de decidirnos a compartir nuestra vida con un perro es qué tipo se adaptaría mejor a nuestro ritmo de vida. Por ejemplo, debemos pensar si tenemos el tiempo y las ganas para educar a un cachorro o si, por el contrario, un ejemplar adulto se adaptaría más fácilmente a nuestro día a día (las protectoras están llenas de perros de cierta edad que solo necesitan un hogar tranquilo y cariño para ser felices). El tamaño del perro también es un aspecto a tener en cuenta según el espacio donde vivamos o las fuerzas que tengamos. Y, si optamos por querer un animal de raza, debemos informarnos bien del carácter y necesidades de cada una y no dejarse llevar por modas. En este sentido, también es muy importante ver dónde vamos a adquirir un perro y asegurarnos que cumple con los requisitos de un criador responsable. 

bigstock Old Sick Dog Lying On Meadow  354851501

No está de más recordar que la adopción es una maravillosa alternativa a la compra, ya que permite dar una oportunidad a animales sin familia y, además, ahorramos dinero ya que es mucho más económico adoptar que comprar. Y, también, en una protectora pueden aconsejarnos sobre qué perro (según edad, tamaño o carácter) se puede adaptar mejor a nosotros. 

Si llegados a este punto, seguimos convencidos de que queremos compartir nuestra vida con un perro, solo queda hacerlo porque es seguro que será una decisión que nos llenará de satisfacción y que compensará cualquier inconveniente que pueda tener. 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?