Practicopedia

Trucos para quitar las arrugas de la ropa sin utilizar la plancha

Manuela Martín

Jueves 29 de octubre de 2020

2 minutos

bigstock Detail Of Female Hands Holding 272016121
Manuela Martín

Jueves 29 de octubre de 2020

2 minutos

¿Alguna vez te ha pasado que te has ido de viaje y al abrir la maleta tu ropa estaba como una pasa de arrugada? O ¿se te ha estropeado la plancha justo cuando la necesitabas? Pues bien, existen algunos trucos para planchar tu ropa sin necesidad de tener una plancha. Toma nota.

El calor es nuestro principal aliado para luchar contra las arrugas. En este sentido, uno de los principales trucos que te proponemos es con el secador. Para ello, cuelga la prenda de una percha y aplica el calor del secador directamente sobre la ropa, haciendo hincapié sobre las arrugas.

Otro utensilio del pelo que también puede ayudarnos en la lucha contra las arrugas es la plancha del pelo. Si tienes una, cógela y ponla a temperatura media sobre la zona arrugada. El calor de la plancha conseguirá acabar con las arrugas.

centro de planchado

 

El vinagre tiene multitud de propiedades, pero ¿también sirve para planchar? Pues sí. Si te has puesto una camisa un rato y se ha arrugado un poco pero no quieres volver a lavarla y plancharla, puedes preparar una mezcla de agua con vinagre y aplicarla con un pulverizador sobre las arrugas. Una vez seco, las arrugas se habrán difuminado y convertido en prácticamente invisibles.

Una de las fórmulas más eficaces y conocida para luchar contra las arrugas es el vapor de la ducha. El vapor que generamos mientras nos estamos duchando es perfecto para planchar nuestra ropa. Para ello, coloca la ropa en una percha cerca de la ducha, de tal forma que le llegue el vapor del agua caliente pero sin mojarse. Sin duda, planchar mientras nos duchamos es posible.

Igual podríamos hacer mientras cocinamos, aunque ¡cuidado con los olores! Sin embargo, con las ollas que utilizamos para hacer nuestros guisos podemos acabar con las arrugas de la ropa. Para ello, pon a hervir agua en una olla y cuando esté bien caliente, tira el agua y pasa la base de la olla sobre las arrugas, será igual que si estuvieses planchando.

¿Tienes una toalla a mano?

El siguiente remedio consiste en humedecer una toalla o una gasa y ponerla sobre la ropa arrugada. Presiona sobre la zona más afectada y retírala. Deja secar la ropa y verás como los pliegues habrán desaparecido.

El peso de un colchón también puede ayudarnos a salir de este aprieto. Para ello, coloca la ropa debajo del colchón bien estirada durante una hora aproximadamente y comprueba los resultados.

Estas trucos e ideas son eficaces en muchos tejidos, sin embargo, hay otros que por su delicadeza no pueden someterse a ellos, con lo cual, deberás valorar si probarlos o bien buscar una plancha de viaje.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?