Practicopedia

El sexto sentido de los animales: ¿tu mascota tiene “poderes”?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 12 de agosto de 2019

2 minutos

Aún sin pruebas científicas, es difícil negar la extraordinaria intuición de perros y gatos

El sexto sentido de las mascotas

Nunca dejarán de sorprendernos. Si tienes una mascota desde hace años, seguro que te llama la atención cómo puede saber o detectar determinadas cosas: a la hora exacta a la que llegas, cuándo se avecina una tormenta, dónde has escondido un objeto que no quieres que coja o incluso si te encuentras mal física o anímicamente.

Expertos y veterinarios reconocen que los animales parecen poder intuir cuándo va a ocurrir algún tipo de catástrofe natural, como un terremoto o un tsunami. La mayoría encuentra una explicación lógica en el desarrollo superior de sentidos como el olfato o el oído, que hacen que su capacidad de percepción resulte extraordinaria y sobrepase con creces la nuestra.

Fenómenos que nos dejan pensando

Hay historias de todo tipo (algunas para no dormir) sobre fenómenos inexplicables protagonizados por perros y gatos. El gato siempre ha estado rodeado de cierto halo de misterio, pero, lo más probable y a lo que apuntan distintas investigaciones, es que sea su envidiable vista periférica, su capacidad para ver en semioscuridad, un olfato cincuenta veces más potente que el nuestro y un oído que capta, como una antena parabólica, el vuelo de una mosca lo que haga que parezca que tiene poderes premonitorios.

Mascotas con sexto sentido

La capacidad olfativa del perro es algo que también asombra. Es increíble lo que pueden hacer estos animales. Por ejemplo, en el caso de los perros de rescate, a la hora de seguir el rastro de una persona o encontrarla bajo un montón de escombros. Pero sus “poderes” no acaban aquí. Su finísimo olfato podría servir para detectar distintas enfermedades, entre ellas ciertos tipos de cáncer. De hecho, utilizar su don para este fin es ya una realidad. La InSitu Foundation, en colaboración con prestigiosas universidades norteamericanas, lleva 12 años entrenando perros capaces de detectar determinadas sustancias en la orina que señalan la presencia de tejido tumoral.

También existe cierta unanimidad al creer que perros y gatos son capaces de detectar un embarazo (no sería tan raro que pudiesen oír u oler al futuro bebé) o notar los cambios químicos que se producen en el cuerpo humano antes de un infarto o un ataque de epilepsia.

Menos probadas están las teorías que dicen que pueden ver “cosas” que nosotros somos incapaces, como espíritus y seres del más allá. Perros que ladran o aullan sin sentido, gatos que miran fijamente a un punto y bufan al vacío… No se sabe, pero si tu perro o tu gato, de repente, sale corriendo sin explicación lógica, síguelo por si acaso.

0

No hay comentarios ¿Te animas?