Medicina preventiva

Las convulsiones no son las únicas manifestaciones de la epilepsia

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 1 de junio de 2019

2 minutos

Los síntomas de esta enfermedad son muy heterogéneos y hasta el 25% de las crisis no se advierten

Las convulsiones no son las únicas manifestaciones de la epilepsia

La epilepsia es una enfermedad neurológica, del sistema nervioso central, crónica, y que se caracteriza por la aparición de crisis inesperadas y espontáneas. Estas se producen por una actividad eléctrica fuera de lo normal de un conjunto de neuronas concretas. En el momento que acontecen dos de estas crisis ya se considera que la persona sufre epilepsia, explican desde la Asociación Ápice. Por su parte, la Sociedad Española de Neurología (SEN @seneurologia) estima que España la padecen unas 400.000 personas y que cada año se detectan entre 12.400 y 22.000 nuevos casos. En Europa, hay unos 6 millones de afectados y se registran unos 400.000 nuevos casos cada año.

Predisposición genética

Se trata de una enfermedad grave, asociada a estigmas y comorbilidades. Es uno de los motivos más frecuentes de consulta en los servicios de neurología y una de las patologías que más afectan a la calidad de vida de los pacientes, explica el doctor Francisco Javier López, coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la (SEN).

Sus causas pueden ser varias, pero se cree principalmente que la predisposición genética o el tener alguna lesión cerebral son las más comunes. Puede darse en cualquier edad, pero es más habitual en niños, adolescentes y personas mayores de 65 años. En este último caso la prevalencia es del uno por ciento y se incrementa con la edad.

Síntomas

Los síntomas de la epilepsia son muy heterogéneos y por ello hasta el 25% de las crisis pasan inadvertidas, y el diagnóstico puede retrasarse 10 años, aseguran desde la SEN. Además, estas no siempre se manifiestan con convulsiones, también pueden hacerlo en forma ausencias, o cuando no se responde a algunos estímulos o realizan movimientos automáticos de forma repetida.

Uno de los problemas esta patología que es muchos de los afectados viven estigmatizados, lo que ocurre en un 50% de los casos, y además el 60% de los pacientes están vinculados e trastornos psiquiátricos, neurológicos o intelectuales. En España, el número de personas con discapacidad por epilepsia en edad activa supera a las 26.000 personas. Así, según la Organización Mundial de la Salud la epilepsia es la segunda enfermedad neurológica en años de vida potencialmente perdidos o vividos con discapacidad.

Tratamiento y farmacorresintencia

Actualmente existen distintos fármacos para tratar la epilepsia, y aunque más del 70% de los adultos consigue contralarla, existe un 25% que presenta resistencia. Es decir, pese a haberse sometido a al menos dos tratamientos no logran controlar sus crisis.

Los avances han permitido que a día de hoy la mitad de los epilépticos logre controlar sus crisis con un fármaco, y si no lo consiguen se puede cambiar de opción o combinar varios. Como alternativa a los casos que presentan farmacorresistencia está la posibilidad quirúrgica, a la que pueden acceder pacientes seleccionados. De unas 300 intervenciones que se hacen en este sentido, alrededor del 60% obtienen buenos resultados. También hay procedimientos de cirugía paliativa o sistemas de neuroestimulación.

0

No hay comentarios ¿Te animas?