Practicopedia

Trucos para limpiar los cristales y que queden relucientes

Manuela Martín

Miércoles 9 de septiembre de 2020

2 minutos

Utilizar un buen paño o alternar el sentido de la limpieza pueden ayudarte

Trucos para limpiar los cristales y que queden relucientes

Realizar tareas domésticas alarga la vida, según un estudio de la Universidad de Granada. Y si además nos ayuda a quemar calorías, parece que hablamos de una actividad bastante saludable. Sin embargo, cuando hablamos de limpiar los cristales de nuestra casa más de uno preferiría librarse de esta tarea. 

Seguro que en muchas ocasiones te has tirado horas limpiando una ventana y pocas veces ves un resultado exitoso. Quizás, no te has dado cuenta, pero estás cometiendo algunos errores, ya que limpiar cristales es más laborioso de lo que piensas y es preciso seguir unas pautas para que nos queden realmente relucientes y poder disfrutar de la fantástica luz que nos entran por nuestras ventanas.

Elige días nublados

Es preferible realizar esta tarea cuando el sol no nos de directamente, ya que el producto que utilicemos para limpiar podría secarse demasiado rápido sin darnos tiempo a eliminarlo por completo. Pero eso sí, tampoco elijas los días en los que parece que va a llover torrencialmente, ya que todo nuestro esfuerzo habrá sido en balde.

Utiliza un buen paño o trapo

Lo ideal es utilizar gamuzas de microfibra que no sueltan pelusas. Los papeles de periódico son otra de las opciones más utilizadas ya que hacen a los cristales más resistentes a la suciedad y dan mucho brillo, pero hay que tener cuidado porque si es muy reciente podría manchar con la tinta. Además, si aún utilizas cafetera de goteo, puedes utilizar los filtros del café para la limpieza, evitando rayones y manchas.

Alterna el sentido de la limpieza

Si limpias la parte interior en horizontal y la exterior en vertical, podrás reconocer fácilmente de dónde provienen las marcas en el caso de que te quede alguna y no perder el tiempo buscando su origen cual inspector Gadget.

Trucos para limpiar los cristales de ventanas y puertas y que queden perfectos

Productos

Respecto a los productos, existen infinidad de ellos en el mercado. Es importante que, si los utilizas, lo hagas correctamente, ya que algunos están recomendados para su aplicación directa al cristal y otros al trapo. Sin embargo, con solo abrir alguno de nuestros muebles de la cocina, encontramos infinidad de trucos caseros para limpiar los cristales que son mucho más eficaces de lo que jamás habías pensado para una limpieza perfecta.

  • Amoniaco: es sin duda, el producto estrella para limpiar los cristales y espejos gracias a su efecto desengrasante y limpiador. Además, este producto ayuda a mantenerlos más limpio durante más tiempo. Para su uso, simplemente tienes que verter un chorro pequeño de producto en un cubo con agua. Después de aplicarlo con una bayeta, lo recomendable es utilizar un trapo limpio para secar.
  • Vinagre: se trata del segundo producto más eficaz. Su fórmula consiste en mezclar agua caliente y vinagre y aplicarlo con un difusor directamente sobre el cristal. A continuación, utiliza un trapo seco para retirar el producto. Para aquellos cristales más opacos de lo habitual como pueden ser las mamparas de la ducha, añade a esta mezcla maicena y el resultado será aún mejor.
  • Alcohol: su uso es igual que el vinagre, pero en este caso, los resultados son muy buenos si se trata de quitar las huellas de manos o dedos.
  • Cebollas o patatas: parte uno de estos dos alimentos por la mitad y frota toda la superficie de los cristales, espera unos cinco minutos y aclara con un vaporizador con agua tibia y vinagre. Para secar, utiliza un trapo limpio.

Ventanas, mamparas de ducha, cristales del coche o espejos, con estos trucos ya no habrá suciedad ni marca que se resista, simplemente hay que ponerse manos a la obra.

0

No hay comentarios ¿Te animas?