Banca

Bancos fintech: todos parecen bancos, pero muy pocos lo son

65ymás

Sábado 8 de febrero de 2020

4 minutos

Las garantías de seguridad varían según se opere con N26, Orange Bank, Revolut, Bnext o Bnc10

Bancos fintech: todos parecen bancos, pero muy pocos lo son

Banca fintech: más ventajas que peligros, pero ojo a los créditos online, avisan los expertos

Cinco consejos para evitar los abusos financieros en la banca online

Qué debo mirar si quiero abrir una cuenta bancaria por Internet

 

Las entidades fintech operan por internet, ofrecen todo tipo de productos bancarios y financieros, además de asesorar sobre ahorro e inversión, las gestiones se realizan a través del teléfono móvil, sin oficina física y sin contacto personal. Son muy activas en conceder minicréditos (con unos intereses altísimos), créditos al consumo en 24 horas, financian las compras en comercios online, prometen gestionar casi instantáneamente fondos de inversión más baratos y con mejores rentabilidades... Son los conocidos como neobancos, robo advisors, comparadores o tiendas financieras; nuevas empresas, modelos de negocio, aplicaciones, productos y/o servicios que han surgido gracias a la rápida evolución de las tecnologías.

Pero, ¿todos son realmente bancos y por tanto ofrecen las mismas garantías que las entidades tradicionales? "Nada más lejos de la realidad”, advierten los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com (@InfoHelpMyCash), que resaltan cómo "a simple vista, la mayoría de las nuevas fintech parecen bancos, porque recurren a la terminología propia de estas entidades y publicitan servicios aparentemente iguales, pero solo unos pocos lo son". 

Fintech que sí son bancos

La primera precaución básica, para saber con quién estamos operando, es averiguar qué licencia tienen. Los que sí son bancos han de poseer una licencia bancaria, conocida como licencia de entidad de crédito. Es la que tienen BBVA, Santander, Bankia, Caixabank... pero también bancos fintech como N26 (@N26ES​), Orange Bank (@OrangeBankFR​), Bunq (@bunq​) y Ferratum Bank (@Ferratumbank_es​), todos ellos presentes en España. 

 

Challenger banks
Fuente: Help My Cash

 

Estas fintech, que sí tienen licencia bancaria, son conocidas como challenger banks y se hallan bajo la cobertura del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de su respectivo país y sometidas a la misma regulación que un banco de toda la vida.

Fintech que parecen bancos, sin serlo

Dentro de la heterogénea oferta fintech, aquellas entidades que carecen de licencia bancaria son denominadas neobancos. Algunos operan como entidades de dinero electrónico (EDE) y pueden poner en circulación medios de pago como las tarjetas. Este es el caso de Revolut (@RevolutApp), firma británica presente en España, que logró hace más de un año la licencia bancaria, pero aún funciona como entidad de dinero electrónico y almacena los fondos de sus clientes en Barclays y en Lloyd’s.

Sin embargo, lo más frecuente es hallar compañías que carecen tanto de licencia bancaria como de licencia de entidad de dinero electrónico. Es el caso de Bnext (@yourbnext) o de Bnc10 (@bnc10news). "Estas entidades se alían con otras que sí cuentan con licencia. La función de estos neobancos es únicamente gestionar la interacción entre el cliente y su dinero, ofrecer una experiencia de usuario diferente, pero quien se encarga realmente de custodiar el dinero es la entidad de dinero electrónico que hay detrás", según detallan desde Help My Cash.

 

bancos fintech

 

Así, por ejemplo, el emisor de la tarjeta Mastercard de Bnc10 es Prepaid Financial Services (entidad de dinero electrónico afincada en Londres y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido). En el caso de Bnext, el emisor de la cuenta y de la tarjeta que lleva su logotipo es Pecunia Cards (entidad de dinero electrónico autorizada por el Banco de España).

Solo los bancos están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos

Los clientes de una fintech que tenga ficha bancaria (y por tanto sea un banco propiamente dicho) están protegidos en los mismos términos, y sus depósitos se encuentran respaldados por el correspondiente Fondo de Garantía de Depósitos. En cambio, las entidades de dinero electrónico y las que se alían con ellas para ofrecer servicios financieros, no cuentan con el respaldo de dicho Fondo de Garantía.

¿Cuál es entonces la protección para un cliente de un neobanco? Las garantías de seguridad son distintas. Por ejemplo, Revolut afirma en su web que en caso de insolvencia, “podrás reclamar tus fondos de esta cuenta separada [la de Barclays y Lloyd’s] y se te pagará por tu reclamación por encima de todos los demás acreedores”.

Las entidades de dinero electrónico (EDE) españolas están supervisadas por el Banco de España, aclara HelpMyCash, y deben proteger el dinero de sus clientes en una cuenta corriente separada abierta en un banco o bien invertirlo en “activos seguros, líquidos y de bajo riesgo”, según la Ley 16/2009, como depósitos. Asimismo, y previa autorización de los reguladores, existe la posibilidad de que los EDE protejan el dinero de sus clientes con una póliza de seguro que no podrá ser emitida por una entidad del mismo grupo empresarial.

En todo caso, corresponde a cada cliente valorar qué función le va a dar a su cuenta, sobre todo cuando la entidad a la que recurra no sea un banco como tal.

'Pasaporte comunitario' para neobancos

Cualquier entidad que posea una licencia de dinero electrónico o una licencia bancaria en un Estado de la Unión Europea disfruta del conocido como “pasaporte comunitario”, que le permite operar en el resto de los estados miembros. Por eso, en la actualidad encontramos bancos extranjeros y EDE que funcionan en nuestro país sin ser españoles. Para los clientes, es muy importante conocer qué país emite la licencia de cada empresa, porque eso marcará qué organismos les protegen en cada caso y qué requisitos deben cumplir esos neobancos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?