Economía

La economía española se la juega en verano

Beatriz Torija

Domingo 21 de marzo de 2021

7 minutos

El ritmo de vacunación y la llegada de turistas son críticos para la supervivencia de las empresas

La economía española se la juega en verano
Beatriz Torija

Domingo 21 de marzo de 2021

7 minutos

Las perspectivas para el conjunto del 2021 han vuelto a ensombrecerse por la tercera ola de la pandemia, con el aumento de las tasas de infección producido tras las Navidades y con los consiguientes cierres que, previsiblemente se alargarán hasta, por lo menos, pasada la Semana Santa. Esto ha provocado una nueva caída en el consumo privado y la inversión.

“Hemos conseguido descorrelacionar la pandemia del ciclo económico y las empresas y las familias se han adaptado” nos cuenta José Carlos Díez, Profesor de Economía de la Universidad de Alcalá y socio de Luafund. “Es cierto que hay sectores, que son clave para la economía española, que sí se la están jugando. Turismo, ocio y hostelería son los que están sufriendo de verdad. Y donde se deberían concentrar las ayudas a las empresas”, añade.

 

La economía española se la juega en verano

Las vacunas, clave para salvar el verano

“La crisis la ha provocado la pandemia y, por tanto, la mejor medida de política económica es la vacunación que acabará con la pandemia, y cuanto más rápido vayamos, mejor” asegura José Carlos Díez (@josecdiez). La Unión Europea va a cerrar el primer trimestre del año con cuatro vacunas diferentes: Jansen, Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca, pero con un ritmo de vacunación inferior al previsto (e inferior también al de Estados Unidos, por ejemplo) lo que amenaza con la unidad de los Veintisiete.

La preocupación es que las farmacéuticas, en especial AstraZeneca, están incumpliendo los compromisos adquiridos. Compromisos que habían firmado y que habían cobrado por adelantado para desarrollar su investigación. Si se siguen produciendo retrasos, esto pondría en riesgo nuestro verano turístico. “Von der Leyen no está liderando, lamentablemente. Y La unidad europea, que que era buena para negociar con fuerza con las farmacéuticas se está rompiendo. Muchos países están actuando ya unilateralmente. Bruselas tiene que reaccionar” asegura José Carlos Díez.

 

La economía española se la juega en verano (Europa Press)

 

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, se ha mostrado confiado en que España llegue al objetivo del 70% de la población vacunada contra el coronavirus para el verano.  “En abril el incremento de la población vacunada será enorme, y los objetivos de vacunación, tanto de los mayores de 80 años a finales este mes, y del 70% de la población general para el verano. Yo creo es muy factible que se consiga".

En el corto plazo, la economía española se la juega a una carta, el turismo

Aunque la combinación de inversiones y reformas es crucial para la transformación a medio y largo plazo de nuestro modelo productivo, a corto plazo la recuperación de la economía depende del turismo. “En 2020, el valor añadido bruto de las ramas más castigadas –comercio, transporte y hostelería, junto a actividades artísticas y recreativas– cayó el 24%, lo que supone que el 70% del PIB perdido en el año procedió de ese grupo” asegura Funcas.

Algunos economistas, como José Ramón Pin, profesor emérito del IESE Business School no creen que los efectos económicos de la vacunación se produzcan efectivamente antes de final del año. “No es seguro que los turistas extranjeros vengan en los niveles de años anteriores este verano”. Quizá podríamos salvar, al menos, la temporada turística canaria en su temporada alta, que se da en el otoño e invierno. También las previsiones de Bruselas apuntan a que la recuperación del turismo internacional sea suave este año y más robusta en 2022. Funcas prevé que a finales de 2022 el turismo habría recuperado el 75% del terreno perdido por la crisis.

 

La economía española se la juega en verano

El turista inglés, podría volver en mayo

El anuncio del primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, de que a partir del 17 de mayo se volverán a autorizar los viajes turísticos en el país británico, "tiene un impacto enorme para el sector turístico internacional y, en particular, para España", según el director ejecutivo y socio fundador de Cesae Business & Tourism School, Alberto Peris.

Reino Unido es el principal emisor de visitantes extranjeros, representando un 25,4% en 2019 del total de turistas que llegaron a España.El año pasado, sin embargo, pasado aterrizaron 3,2 millones de británicos en España, un 82,38% menos que respecto al año anterior.

El balón de solvencia para las empresas, ya está en marcha

Una vez dibujado un marco temporal, toca analizar si las empresas serán capaces de sobrevivir hasta entonces. Porque, como apunta Funcas (@FUNCASES), “muchas de las empresas de los sectores más afectados están al borde de la insolvencia”. Por fin, el real decreto-ley de medidas urgentes para garantizar la solvencia de las empresas, dotado con un total de 11.000 millones de euros, ha entrado en vigor. Esta cantidad incluye un fondo de 7.000 millones de euros en ayudas directas que se podrán destinar al pago de gastos fijos, deudas de proveedores y al pago a otros acreedores financieros y no financieros, para evitar que el sobreendeudamiento empresarial lastre la recuperación.

 

La economía española se la juega en verano

 

 “El objetivo final tiene que ser el empleo, pero evidentemente las empresas son el vehículo”, asegura José Carlos Díez. “Los ERTEs han sido efectivos y han funcionado muy bien, pero siguen pagando la cuota de la seguridad social, siguen pagando el alquiler, la luz, la cuota fija, siguen pagando el seguro del local”, dice. Y las quitas no son la solución. En opinión del economista, “hemos de resolver su problema para generar ingresos, que es lo único capaz de equilibrar los gastos y reducir las pérdidas”.

Para Jose María Rotellar, profesor de la Universidad Francisco de Vitoria y ex viceconsejero de Hacienda y Política Económica de la Comunidad de Madrid, “la resistencia del tejido productivo se encuentra ya a unos niveles de tensión que puede que no logre permanecer en pie durante mucho más tiempo si continúan las duras restricciones impuestas sobre la actividad económica”.

Las previsiones de crecimiento del PIB dependen de la recuperación del turista internacional

La Comisión Europea prevé un crecimiento del 5,6% para España este año. Funcas, por su parte, también ha revisado a la baja su previsión de crecimiento para la economía españoal en 2021, hasta el 5,7%. La recuperación del turismo internacional permitirá el repunte. “La recuperación de la economía no llegará antes del verano” aseguran Carlos Ocaña, director general de Funcas, y Raymond Torres, director de Coyuntura, en la actulización de las previsiones para 2021-2022.

El cambio de tendencia se producirá en el segundo semestre, cuando las restricciones se relajen y se reactive el turismo.