Fernando Ónega
Opinión

Salud versus turismo

Fernando Ónega
Salud versus turismo
Onega Fogonazos

 

El doctor Simón, siempre tan sabio y prudente, le acaba de dar una patada a los intereses turísticos y demostró cuál es el gran problema español ante el Covid. Al ser preguntado por las prohibiciones británicas y belgas de viajar a nuestro país, respondió: “Un problema que nos quitan”. Cuantos menos vengan, vino a decir, menos riesgos de contagios importados. Por ese razonamiento, España podía cerrar todas las fronteras y así no habría importación de virus. Con nuestros propios contagios en fiestas, saraos, botellones y triunfos deportivos seríamos autosuficientes para hablar de segunda oleada de la pandemia. ¡Ay, Dios! Las pérdidas del turismo por la crisis sanitaria se elevan en este momento a 45.000 millones de euros, que es casi la tercera parte del maná europeo de 140.000 millones. Pero eso no preocupa a los científicos. Lo que es malo para la economía es magnífico para la salud. Según Simón, todos vamos a estar sanísimos, pero en el desempleo. Algún día tendremos gestores públicos con una visión global del país. Esos gestores tendrán un calificativo y un sustantivo. El calificativo es “buenos”. El sustantivo, “gobernantes”.