Economía familiar

Si estás en ERTE, tendrás que hacer la declaración de la Renta aunque no llegues al mínimo

Beatriz Torija

Martes 6 de abril de 2021

5 minutos

327.000 trabajadores en ERTE que no hicieron la declaración en 2020, obligados este año

Si estás en ERTE tendrás que hacer la declaración de Renta aunque no llegues al mínimo
Beatriz Torija

Martes 6 de abril de 2021

5 minutos

A falta de unos días para que arranque la campaña del IRPF, la Agencia Tributaria ha cuantificado en 327.000 trabajadores, los que no declararon el año pasado, pero tendrán que hacerlo este año, y no porque superen el mínimo exigido para quedar exento de presentar el IRPF, sino porque están en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Eso es, prácticamente, una de cada de diez personas que han estado en ERTE. En estos momentos, según los datos aportados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el número de trabajadores en expediente de regulación temporal de empleo han bajado a 783.000 personas, aunque en el peor momento de la crisis por el coronavirus, durante el confinamiento, llegó a haber más de tres millones y medio de personas inmersas en uno de estos expedientes.

Eso si, Hacienda permitirá a los afectados por un ERTE fraccionar el pago del IRPF en seis meses y sin intereses

Dos pagadores: tu empresa y el SEPE

Ahora llega el momento de rendir cuentas a Hacienda por el ejercicio 2020, y los trabajadores que han estado en ERTE se encuentran con que esta prestación es un rendimiento del trabajo sujeto a IRPF y no exento. Como hemos dicho, al menos 327.000 personas, estarán obligadas a presentar declaración al contar con dos pagadores, su empleador y el propio Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), aunque el sueldo en su trabajo sea inferior de 22.000 euros anuales.

Con carácter general, los contribuyentes tienen que presentar declaración por IRPF cuando sus rendimientos del trabajo superan los 22.000 euros. Ahora bien, cuando cuentan con dos o más pagadores -sería el caso de un empleador y del SEPE-, ese límite se reduce a 14.000 euros si el importe percibido por el segundo y restantes pagadores supera los 1.500 euros.

Habrá que calcular la cuantía de la prestación. “Por su magnitud, esta no será objeto de retención en la mayoría de los casos”, ha dicho el sindicato de los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) en declaraciones recogidas por el comparador bancario iahorro. Pero, “si la prestación es superior a 1.500 euros y si la suma de esta más la retribución pagada por la empresa es superior a 14.000 euros (por ejemplo, un ERTE de 7.000 euros y una nómina de 10.000 euros), el contribuyente estaría obligado a presentar declaración”. Puesto que la retención por parte la empresa será inferior a otros años porque los salarios han sido más bajos y el SEPE, por lo general, no retiene, la declaración podría resultar a ingresar, si el contribuyente no tiene cargas familiares ni deducciones.

 

Si estás en ERTE tendrás que hacer la declaración de Renta aunque no llegues al mínimo

Pagar el IRPF en seis meses y sin intereses

El Ministerio de Hacienda aprobará en los próximos días un cambio normativo para permitir fraccionar el pago del IRPF durante seis meses y sin el cargo de intereses a los afectados por un expedientee de regulación temporal de empleo (ERTE).

Los contribuyentes afectados por un ERTE tendrán de plazo desde el 20 de julio hasta el 20 de diciembre para el pago de sus tributos, según una información adelantada por El País. Esta novedad será aprobada por una orden ministerial que se publicará en los próximos días.

Seguimiento de la Agencia Tributaria

La Agencia Tributaria va a realizar un envío de cartas informativas a aquellos perceptores de ERTE que no presentaran declaración en la Campaña de Renta anterior y reforzará la asistencia personalizada para facilitar la presentación de la declaración y la resolución de dudas a todos los perceptores de estas prestaciones del SEPE que lo necesiten.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero ha incidido en que, en el cómputo global, los trabajadores van a pagar menos al conjunto de la Hacienda pública, porque han cobrado menos. "Los trabajadores en ERTE no van a soportar una mayor carga fiscal que la que tienen los trabajadores que están en su puesto de trabajo o de la que les hubiese correspondido por haberse mantenido en su empresa".