Economía

Mercadona y Lidl pierden fuelle ante Dia o Eroski porque el consumidor prefiere más cercanía

Agus Calvet

Jueves 14 de mayo de 2020

2 minutos

Dura pugna entre las cadenas de super e hiper por hacerse con el consumidor post COVID-19

Dia

El coronavirus nos ha transformado la vida, el modo de compra e incluso hasta dónde compramos. Y parece que los grandes ganadores en España, al menos según los últimos datos, son las cadenas de supermercados que tienen una red de tiendas más cercanas a los domicilios, en este caso Dia o Eroski, en detrimento de Mercadona o Lidl.

En la semana del 20 al 26 de abril, según la consultora Kantar, el ritmo de crecimiento que han vivido las grandes cadenas se ha desacelerado al reducirse la compra compulsiva de las primeras semanas. Pero lo que sí se aprecian son dos cambios importantes en el modo de compra: preferimos las tiendas de proximidad y la compra online ha llegado para quedarse.

Con los datos en la mano, el Grupo DIA ha sabido aprovechar su red de tiendas para conseguir recuperar un gran número de clientes que habían perdido en meses previos a la pandemia. Ahora acumulan un 6,8% del mercado, un punto más que hace un año. La clave será si esta cadena es capaz de fidelizar a los compradores que han vuelto.

Situación similar es la del Grupo Eroski, que con un 5,1% de cuota ha aumentado su clientela con respecto a la misma semana de 2019. Esta cadena es un buen ejemplo de crecimiento en enseñas regionales, aprovechando sus múltiples tiendas en regiones de influencia y logrando que sus clientes hagan compras más grandes, no solo en productos frescos, su terreno fuerte, sino también en alimentos envasados o droguería.

La otra cara de la moneda son Mercadona o Lidl, dos enseñas que eran las que más crecían en 2018 y 2019, pero que parece que más están sufriendo ya que, al ser tiendas habitualmente con mucho tránsito, la limitación de aforo les ha hecho perder una parte de esos compradores.

Un caso aparte son los hipermercados Carrefour y Auchan (Alcampo), con cuotas del 7,3% y 3,5% de mercado respectivamente. Tras un repunte al principio del confinamiento de la población, con las compras masivas de productos e incluso desabastecimiento en productos como el papel higiénico o la lejía, el paso a la proximidad ha limitado los consumidores de estas tiendas.

Y es que, según los expertos, la crisis del COVID-19 ha provocado en la distribución española los mayores cambios de los últimos tiempos, afectando no solo a cómo y qué compramos los consumidores, sino también a las nuevas regulaciones que les afectan y a la operativa interna de estos centros. Y quizás el mayor cambio, junto a la apuesta por supermercados de proximidad, es la venta online, que se ha implantado de forma ya definitiva sin importar la edad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?