Pensiones

387 euros al mes: eso cobra de media un jubilado no contributivo

Pepa Montero

Viernes 13 de septiembre de 2019

5 minutos

La Seguridad Social paga 452.194 pensiones no contributivas, que cuestan 2.465 millones al año

Mujer mayor en su domicilio

Los pensionistas pagan a Hacienda 13.400 millones al año vía IRPF

Pensionistas vascos piden a Pedro Sánchez ser incluidos en su ronda de reuniones

Granado: "Si alguien comienza a trabajar a los 28 no puede pretender jubilarse como su abuelo"

 

 

Mujer, casada, con edad entre los 65 y los 74 años y que vive integrada en una unidad económica formada por dos y tres personas. Este es el perfil tipo del beneficiario de una pensión no contributiva en España, de acuerdo con el informe Perfil del pensionista no contributivo de la Seguridad Social, elaborado a finales de 2018 por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso @Imserso).

Las pensiones no contributivas son las que cobran las personas que no han podido cotizar el mínimo de años necesario para recibir una prestación contributiva de la Seguridad Social (@info_TGSS). Se aprobaron por la Ley 26/1990 y, además de la aportación monetaria, garantizan a sus beneficiarios la asistencia médico-farmacéutica gratuita y los servicios sociales complementarios. Esta clase de pensiones se financian a través de los Presupuestos Generales del Estado, mediante transferencias corrientes a la Seguridad Social, que para 2019 se sitúan en 2.591,18 millones de euros (el 1,61% más que en 2018).

La gestión de estas pensiones está en manos de las comunidades autónomas, que tienen transferidos los servicios del Imserso. Existen dos tipos: pensiones no contributivas de jubilación y de invalidez.

En el total del Estado (con Navarra y el País Vasco), en julio hay reconocidas 452.194 pensiones no contributivas, según las últimas estadísticas publicadas por el Imserso. De ellas, 259.482 son pensiones de jubilación y 192.712 son de invalidez, y en total en julio supusieron un gasto de 182.815.014,53 millones de euros. En el mes precedente, junio, el sistema gastó 356,92 millones de euros, ya que junto a la mensualidad corriente se abonó también una paga extra.

 

GASTO EN PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS Y NÚMERO TOTAL DE ESTAS PENSIONES (CON NAVARRA Y PAÍS VASCO) 

 
Evolución de las nóminas de las pensiones no contributivas
*Junto a la mensualidad se abona una paga extra
(1) En importes se incluye lo abonado por paga única, por desviación del IPC
(2) En importes se incluye lo abonado por el 5º pago del complemento por alquiler de 2018 y 1º y 2º pago de 2019.
 
Fuente: Imserso. Julio 2019

 

De acuerdo a las cifras que maneja el Imserso, el coste mensual de estas pensiones no contributivas de la Seguridad Social es de unos 183 millones de euros. En cuanto al coste anual, este se sitúa en el entorno de los 2.465,42 millones de euros, que fue el desembolso realizado en 2018, según los últimos datos oficiales disponibles (ver tabla superior). Un año antes, en 2017, el Estado pagó 2.403,6 millones de euros, y en 2016 fueron 2.390,65 millones de euros los necesarios para sufragar las pensiones no contributivas.

La pensión media no llega a 400 euros mensuales

El Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre, de revalorización de las pensiones públicas, estableció la cuantía de las prestaciones de la Seguridad Social en su modalidad no contributiva para 2019, con una revalorización del 3,10% respecto a 2018. De este modo, su cuantía queda fijada en 5.488,00 euros íntegros anuales, que se abonan en 12 mensualidades más dos pagas extraordinarias al año.

EVOLUCIÓN DE LOS IMPORTES MEDIOS DE LAS PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS (EUROS)
  JUBILACIÓN INVALIDEZ
2012 342,50 383,12
2013 351,14 393,56
2014 354,15 393,01
2015 354,01 395,03
2016 355,99 395,78
2017 357,50 397,64
2018 368,70 410,24
Julio 2019 387,07 427,46
Fuente: Imserso

 

Pese a la citada subida del 3,10%, el importe medio mensual de una pensión de jubilación no contributiva es de 387,07 euros (con datos de julio pasado), mientras que la cuantía de las pensiones de invalidez no contributivas es algo mayor: 427,46 euros. Es decir, con todo y la revalorización experimentada, a día de hoy, la persona que se haya jubilado en la modalidad no contributiva (por no haber cotizado lo estipulado por el sistema público), no llega a cobrar ni siquiera 400 euros mensuales.  

El mayor importe de las prestaciones de invalidez respecto a las de jubilación se debe, entre otras razones, a que al menos 37.708 de sus beneficiarios perciben el complemento del 50% por necesidad de otra persona, tal y como detalla el informe del Imserso correspondiente a julio.

¿Deberían salir de la Seguridad Social?

La Seguridad Social es un sistema solidario por el cual quienes contribuyen al mismo con sus cotizaciones, para mantener a los pensionistas actuales, generan a su vez el derecho a percibir en el futuro una pensión. Por tanto, el pilar fundamental es esa solidaridad intergeneracional que se articula a través de las contribuciones y las prestaciones de jubilación. Pero las pensiones no contributivas, como su propio nombre indica, no se generan por la cotización de sus beneficiarios, y de ahí que muchos expertos consideren que la Seguridad Social debería dejar de gestionarlas.

Emilio José Gonzalez, profesor de Economía de Comillas-Icade (@UCOMILLAS), explica que "las pensiones no contributivas forman parte de la política social del Gobierno, pero su origen no se encuentra en cotizaciones previas de sus beneficiarios. Su inclusión en la Seguridad Social, por tanto, distorsiona el sistema ya que no existe vínculo alguno entre cotización y prestación". Este economista es tajante: "las prestaciones no contributivas deberían salir de la Seguridad Social, ya que se trata de una política social del Gobierno" y, como tal, debe financiarse con cargo a la imposición general".

Para Pau Monserrat (@pmonserrat), profesor de Economía Financiera de la UIB y economista de Enfintech (@Enfintech_com), el futuro de las pensiones públicas pasa por "reducir su importe real y alargar la edad de jubilación, completado con medidas que permitan mejorar la renta disponible de los jubilados, entre las que estarían permitir que ingresaran dinero por actividades laborales". En su opinión, "las pensiones no contributivas son uno de los gastos que se deberían sufragar mediante los impuestos, dado que se trata de un tipo de prestación que no tiene que ver con la contribución que ha realizado el trabajador cuando estaba en activo".

Las mujeres suponen más del 65% del total

Existe un claro predominio de las mujeres entre los beneficiarios de pensiones no contributivas, ya que representan el 65,41% del total. Esto refleja la realidad social de las mujeres en un pasado reciente, cuando no estaban incorporadas al mundo laboral y, por tanto, es una constante en casi todas las comunidades autónomas.  

Sexo de los pensionistas no contributivos
Fuente: Imserso

 

Destaca que la participación más alta se registra en la provincia de Badajoz, donde el 72,23 % de sus pensionistas no contributivas son mujeres. En el otro extremo, el porcentaje de mujeres pensionistas no contributivas en el País Vasco (57,76 %) es el más bajo de todas las comunidades y ciudades autónomas, según el informe Perfil del pensionista no contributivo de la Seguridad Social, elaborado por el Imserso. 

Edad de los jubilados no contributivos

Las personas con edades comprendidas entre 65 y 74 años representan el 50,86% del total de los titulares de una pensión de jubilación no contributiva, aunque el grupo que concentra mayor número de beneficiarios se encuadra entre los 70 y 74 años, con un peso específico que se cifra en el 26,69%, según el informe anteriormente mencionado. 

Si como pensionistas de jubilación se incluye a aquellos casos de invalidez que, al cumplir los 65 años, pasan a denominarse "de jubilación", el 53,94% de los titulares tienen una edad comprendida entre los 65 y 74 años.

Edad de los pensionistas no contributivos de jubilación
Fuente: Imserso

 

1
JULIA CASTILLO Hace 1 día
Deberían documentarse antes de escribir artículos. Independientemente de la manipulación encubierta en el trasfondo del mismo, demuestran un desconocimiento total del teman que tratan: "PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS: Beneficios económicos otorgados a ciudadanos en una situación de necesidad protegible y que no tienen recursos suficientes para la subsistencia bajo los términos legalmente establecidos..."