Pensiones

Calcula cuál será el importe de tu pensión de jubilación en 2021

Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Viernes 22 de enero de 2021

7 minutos

Se computan los últimos 24 años cotizados, y la tasa de reemplazo ronda el 72%

Calcula cuál será el importe de tu pensión de jubilación en 2021 (Foto: BogStock)
Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Viernes 22 de enero de 2021

7 minutos

Logopensiones3

Calculadora de pensiones

Fecha de pago de las pensiones en enero de 2021

Cómo obtener el certificado de pensiones de la Seguridad Social en 2021

Guía para solicitar cita previa para pensiones y otras prestaciones de la Seguridad Social

Las pensiones mínimas contributivas subirán entre 2 y 11 euros al mes en 2021

 

 

 

Durante todo 2021, los españoles que quieran jubilarse con el 100% de la pensión deberán tener al menos 66 años si acreditan menos de 37 años y 3 meses cotizados, aunque quienes este año cumplan 65 años podrán retirarse sin penalización alguna, siempre que dispongan de 37 años y 3 meses o más de cotizaciones a la Seguridad Social.

Hay que recordar que tanto la edad como la cotización exigidas van aumentando cada año, en virtud de los baremos que estableció la reforma de pensiones de 2011, hasta que se llegue a 2027, fecha a partir de la cual, la edad ordinaria de jubilación serán los 67 años (con menos de 38 años y 6 meses cotizados) y excepcionalmente, los 65 años (para personas que acumulen 38 años y 6 meses o más de cotización).

Para poder acceder a la pensión contributiva, es imprescindible haber cotizado al menos dos años en el periodo de los 15 años anteriores a la finalización de la actividad laboral y a la solicitud de la prestación contributiva. También se requiere estar en situación de alta en la Seguridad Social, o en situación asimilada al alta, como por ejemplo, estar en situación legal de desempleo, total y subsidiado, o en paro involuntario una vez agotada la prestación contributiva o asistencial, siempre que la persona continúe inscrito como desempleado en la oficina de empleo.

Cálculo de la base reguladora de la pensión

Tal y como especifica el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en su web, el importe final de la pensión a percibir se determina aplicando a la base reguladora el porcentaje que corresponda según los años cotizados y, en su caso, el porcentaje adicional por prolongación de la vida laboral, cuando se acceda a la jubilación con una edad superior a la ordinaria vigente en cada momento y el coeficiente reductor que corresponda. Pero, atención, la base reguladora no es la pensión a cobrar.

Todos aquellos trabajadores que se rijan por la legislación anterior al 1-1-2013 (según la disposición transitoria cuarta de la LGSS) deben calcular su base reguladora dividiendo por 210 las bases de cotización durante los 180 meses inmediatamente anteriores al del mes previo al del hecho causante.

Para el resto de los trabajadores (ver tabla inferior), el cálculo se realiza en base a los últimos 24 años cotizados (o lo que es lo mismo, 288 meses). Es decir, la base reguladora será el cociente que resulte de dividir por 336 las bases de cotización (sueldo mensual sin contar las pagas extraordinarias) durante los 288 meses inmediatamente anteriores al mes previo al de la jubilación.

Finalmente, si no se producen cambios en la reforma de pensiones que prepara el ministro José Luis Escrivá, a partir del año 2022, la base reguladora de la pensión se hallará dividiendo por 350 los 300 meses anteriores; es decir, la pensión se calculará con 25 años computables.

 

BAREMOS PARA HALLAR LA BASE REGULADORA

Tabla de base reguladora de pensión

Fuente: Seguridad Social

Ajustar la base reguladora a los años cotizados

El siguiente paso para saber qué pensión cobraremos consiste en ajustar la base reguladora, en función de los años que se haya cotizado a la Seguridad Social. Por ejemplo, una persona con 15 años cotizados cobraría únicamente el 50% de la base reguladora. Mientras tanto, quien acredite 36 años de contribuciones, tendría derecho al 100% de su base reguladora.

Para los trabajadores que se encuentren en situación intermedia, es decir, tengan más de 15 años cotizados pero menos de 36, desde el 01-01-2013, para este proceso existen distintos coeficientes aplicables (ver tabla inferior), que van cambiando de manera progesiva hasta que se llegue a 2027 (fecha en que entrará en vigor plenamente la reforma de 2011).

La escala comienza con el 50% de la base reguladora, que se aplica a los primeros 15 años cotizados, y va aumentando a partir del decimosexto año cotizado un 0,21% por cada mes adicional de cotización comprendido entre los meses 1 y 106; y un 0,19% para los 146 meses restantes. 

 

Ajustes de la base reguladora según años cotizados

Fuente: Seguridad Social

 

Según esta escala, y si no cambia la legislación con la inmente reforma de las pensiones, en 2027 harían falta 37 años cotizados para cobrar el 100% de la base reguladora. El porcentaje aplicable aumentaría desde el decimosexto año un 0,19% por cada mes adicional de cotización, entre los meses 1 y 248, y un 0,18% los que rebasen el mes 248.

Cómo afecta la tasa de reemplazo

La pensión pública siempre es menor que el último sueldo cobrado. No obstante, España es uno de los países considerados como más generosos en cuanto al importe de la pensión oficial, ya que la tasa de reemplazo o sustitución (el porcentaje que supone la pensión de jubilación sobre el último sueldo percibido en la etapa laboral) para un salario medio es del 72,3%, según publica la OCDE en su estudio anual Pensions at a Glance 2019. De acuerdo a estas estadísticas, la tasa de reemplazo española es muy superior a la de la media de los países de la OCDE (el 49%) y también mucho mayor que la de los países miembros de la Unión Europea (en torno al 52%). 

Sin embargo, y pese a esta teórica generosidad del sistema de pensiones de nuestro país, lo cierto es que una tasa de sustitución ligeramente superior al 72% significa que una persona que deja de trabajar ahora cobrará aproximadamente el 72% de su último sueldo y, por tanto, su pensión será un 28% inferior al último salario cobrado cuando aún estaba en activo.