Pensiones

Cómo conseguir la pensión de jubilación más alta posible

Ignacio Casanueva

Foto: BigStock

Martes 23 de febrero de 2021

3 minutos

La base reguladora es el principal factor que marcará la cantidad a percibir cada mes

bigstock euro banknotes in hands of eld 378216289 1 621x621
Ignacio Casanueva

Foto: BigStock

Martes 23 de febrero de 2021

3 minutos

Cuando comenzamos a ver en el horizonte que nuestra vida laboral está llegando a la meta, nos comenzamos a preocupar por cómo será esa nueva etapa de nuestra vida que comenzaremos. Una de estas preocupaciones, sino la principal, será la cantidad que comenzaremos a ingresar por la pensión y de la cual dependerán muchos de los planes que hagamos, así como de la calidad de vida que tenemos.

Es en ese momento que intentaremos que la pensión que tengamos sea la máxima posible, para garantizar así una jubilación holgada. Actualmente, en 2021 las pensiones se han revalorizado un 0,9% por lo que la pensión máxima pasaría a situarse en 2.707,49 euros al mes o 37.904,86 euros al año (el año pasado era de 2.683,34€/mes).

Lo primero que debemos saber es que nuestra pensión se calcula según 3 factores: la base reguladora, la edad a la que accedemos a la jubilación y el número de años que tenemos cotizados.
El periodo exigido como mínimo es de 15 años, habiendo trabajado dos de ellos durante los últimos 15 años. Cumplida esta condición tenemos acceso a una pensión mínima, una cantidad que ya no bajará con los siguientes cálculos. Hoy día esta pensión mínima es de 645,25 euros.
Pero si por ejemplo tenemos más de 65 años y un cónyuge a nuestro cargo, esa cifra sube a los 850,99€, si tenemos menos de 65 años y cónyuge será de 790,7€ o 645,25€ siendo menor de 65 años y sin pareja.

Ampliar a 35 años el cálculo de las pensiones: bueno para el sistema, peor para el pensionista (Foto: BigStock)

Teniendo estas cifras de partida habrá que fijarse en la base reguladora del beneficiario y la edad a la que se solicita la jubilación.
La base reguladora surge de la base de cotización (las cantidades brutas que se han obtenido en los últimos 23 años). A esta base se le aplican unos ajustes, de modo que 15 años cotizados dan derecho al 50% de la base reguladora, y 37 años o más al 100%.

Por último, está la edad, si decidimos jubilarnos antes de tiempo, esto supondrá una pérdida en la pensión ya que se calcula un coeficiente reductor en función de los años que faltasen para llegar a la edad de jubilación convencional. La fórmula para determinar la pensión implica que para obtener una cuantía más alta es necesario cotizar más años y que esa cotización sea elevada.

Si hechos todos estos cálculos vemos que nuestra pensión no es tan alta como pensábamos, hay que tener en cuenta que existen complementos, prestaciones, así como subvenciones que nos ayudarán a llegar a final de mes con más holgura. En las oficinas de la Seguridad Social, podrán informar de estas y otras ayudas.