Pensiones

Si solo he cotizado 15 años, ¿a qué pensión de jubilación tengo derecho?

Ignacio Casanueva

Foto: BigStock

Domingo 7 de febrero de 2021

3 minutos

La pensión en estos casos se puede complementar con subsidios u complementos

 Si solo he cotizado 15 años, ¿a qué pensión de jubilación tengo derecho?
Ignacio Casanueva

Foto: BigStock

Domingo 7 de febrero de 2021

3 minutos

Hay múltiples razones por las que nuestra vida laboral ha podido verse reducida hasta no alcanzar el máximo de años que se necesitan para percibir la pensión completa.

Hay algunos casos en los que el tiempo cotizado es muy poco, lo insuficiente como para recibir una pensión. En estas situaciones existe la posibilidad de solicitar un subsidio, como ya os hablamos en anteriores artículos.

Aun así, es a partir de los 15 años cotizados cuando se comienza a tener acceso a una contribución. Esta contribución, eso sí, tendrá unas condiciones diferentes.

Descubre los requisitos para cobrar dos pensiones de jubilación a la vez

Requisitos

Para tener derecho a una pensión contributiva se debe haber cotizado un mínimo de 15 años o 5.475 días, pero dos de esos años deben estar dentro de los 15 años anteriores al momento de jubilarse. Cumpliendo esta norma estaremos en el límite mínimo exigido para tener derecho a ese cobro.

Con este tiempo se aplicará un descuento del 50% a la base reguladora, obteniendo una cantidad equivalente a la mitad de dicha base. Es por ello por lo que la pensión a cobrar será muy reducida, pudiendo a veces incluso ser inferior a la pensión mínima. En estos casos se podrá complementar dicha cantidad con un complemento por mínimos hasta alcanzar el importe base que se señale en cada ejercicio.

Por último, en un caso muy alejado, puede que incluso con estas dos posibilidades (cobrar una pensión por debajo de la mínima, junto a un complemento) no se alcance la pensión mínima. Para este escenario hay una última opción: solicitar una pensión de carácter asistencial.

Las pensiones de carácter asistencial

Este tipo de pensiones, también denominadas como “no contributivas” las dictamina los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma. Para acceder a ella hay que cumplir algunos requisitos

  • Ser mayor de 65 años
  • Demostrar que se ha residido en España como mínimo durante 10 años (dos de estos tienen que ser inmediatamente antes de pedir esta pensión)
  • No disponer de ingresos suficientes, tanto el titular como los familiares con los que conviva. Actualmente el IMSERSO marca que esta carencia se da cuando las rentas de que se dispongan al final del año sean inferiores, en global, a 5.488 euros.
  • Si queremos que la pensión no contributiva sea por invalidez, hay que demostrar que se tiene una discapacidad, oficialmente reconocida, igual o superior el 65%, y haber vivido 5 años en España.

No hay una cantidad fija de esta pensión, ya que cada año varían los baremos económicos que se establecen para estas prestaciones.