Pensiones

Lo que tienes que saber sobre la fiscalidad de las pensiones no contributivas

Anna Blanco

Foto: bigstock

Martes 5 de enero de 2021

1 minuto

Las pensiones no contributivas tienen la consideración de rendimientos del trabajo para tributar

La fiscalidad de las pensiones no contributivas
Anna Blanco

Foto: bigstock

Martes 5 de enero de 2021

1 minuto

Las personas que llegada la edad de jubilación no tienen cotizados suficientes años para acceder a una pensión contributiva pueden optar por una no contributiva si cumplen determinados requisitos. Para acceder a estas pensiones, de menor cuantía, no se exige un periodo mínimo de cotizaciones, y sí se exigen otros requisitos como puede ser acreditar carencia de rentas o tener fijada la residencia en España. Y es que como informa el Imserso, 'la pensión no contributiva de jubilación asegura a todos los ciudadanos mayores de 65 años y en estado de necesidad una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios, aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente para tener derecho a una pensión contributiva'.

Dicho esto, y si se tiene derecho a una pensión no contributiva, ¿qué deberemos tener en cuenta sobre cómo tributan y su fiscalidad?

A priori, todo trabajador, pensionista y cualquier persona que obtenga algún tipo de renta debe hacer la declaración de la renta. Sin embargo, la obligación depende de los ingresos que se obtengan y su procedencia, así como de las deducciones que se pueda practicar cada contribuyente.

De esta manera, las pensiones, tanto contributivas como no contributivas, están sujetas a tributación y su consideración es la de rendimientos del trabajo. Es decir, las pensiones están sujetas a las mismas normas que, por ejemplo, los ingresos del trabajo de un empleado por cuenta ajena y se les practica la retención correspondiente según las circunstancias económicas y familiares del beneficiario. Merece mención aparte el tratamiento de las pensiones no contributivas de invalidez ya que existen desgravaciones, bonificaciones y límites especiales para contribuyentes con discapacidad.

La fiscalidad de las pensiones no contributivas

Dicho esto, con carácter general, la Ley de IRPF establece en 22.000 euros el mínimo exento para declarar para las rentas del trabajo provenientes de un pagador y también para las prestaciones pasivas a las que se refiere el artículo 17.2a de la ley y que incluye las pensiones percibidas de los regímenes públicos de la Seguridad Social y demás prestaciones públicas por situaciones de incapacidad, jubilación, accidente, enfermedad, viudedad, o similares.

Siendo el mínimo exento para declarar de 22.000 euros, en caso de ser beneficiarios de una pensión no contributiva y significar esta pensión nuestro único ingreso, no estaremos obligados a presentar la declaración de la renta.

2
M. Dolores Hace 2 días
Tengo cumplidos lis 65 añis, en el pasado año y més de Julio presenté todos lis documentos, y aún hoy hasta la fecha nadie me responde,, quiero saber a dónde me tengo que dirigir para que me den explicaciones. Gracias.
Guillermina Fernandez Sanchez Hace 5 días
Estoy interesada en la pension no contributiva pero creo que no tengo derecho. Tengo 73 años y cobro renta de un local 451 euros, ademas tengo un hijo que la cobra por su enfermedad. Creen que la debo solicitar. Gracias por su atencion.