Pensiones

El Gobierno quiere acabar con las jubilaciones obligatorias por convenio

Marta Jurado

Miércoles 3 de febrero de 2021

5 minutos

Escrivá quiere prohibir las jubilaciones obligatorias por convenio
Marta Jurado

Miércoles 3 de febrero de 2021

5 minutos

Los españoles aceptarían retrasar la edad de jubilación a cambio de un pago único, según Escrivá

Los expertos en pensiones lo ven claro: "Escrivá ampliará el periodo de cómputo a más de 25 años"

 

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (@inclusiongob), José Luis Escrivá ha vuelto a defender la reforma que planea en una entrevista en Herrera en COPE, sobre todo en lo relativo a alargar la edad de jubilación. Así, ha asegurado que los cambios paramétricos que se han hecho en el sistema en los últimos años, como la subida progresiva de la edad de jubilación a los 67 años, proporcionan "cierta tranquilidad" y un mejor punto de partida para la "presión de gasto" que tendrá el sistema a partir de 2025 y durante 20 años con las jubilaciones de los 'baby boomers', que hará que el gasto en pensiones pase del 12% del PIB al 15%.

El ministro ha insistido en que la edad efectiva de jubilación debe acercarse a la edad legal y para ello pretende suprimir la jubilación obligatoria que contemplan algunos convenios, establecer incentivos "de una sola vez" para quienes quieran alargar la edad de jubilación de manera voluntaria y desincentivar las jubilaciones anticipadas. "Tenemos que cambiar la cultura dentro de las empresas y la sociedad, hay que hacer carreras laborales más largas", ha subrayado el titular de Seguridad Social.

escrivá

Niega recortes de cuantía por la ampliación del periodo de cálculo 

Respecto al periodo de cálculo de las pensiones, el ministro ha recordado que en 2022 se situará en 25 años y que se va a analizar si se amplía más el cómputo y al mismo tiempo se permite elegir los mejores años de cotización y excluir los peores. "Esta idea de que pasar de 25 años supone un recorte de las pensiones es falsa".

"No lo sabemos, va a depender de cómo ajustemos otros parámetros del sistema. Lo que nos pide el Pacto de Toledo es que el sistema sea más justo, suficiente y sostenible", ha señalado Escrivá, que ha afirmado que lo que tiene que ver con esta medida "se ha sacado de contexto" y ni siquiera se ha empezado a discutir en el diálogo social. "Me preocupa que se introduzca por cómo se divulga determinada información que crea despiste", ha insistido.

Preguntado por la advertencia de Podemos de que una subida del periodo de cálculo de la pensión sería motivo para una huelga general, el ministro ha respondido que "esas cosas de donde tendrían que venir es de los agentes sociales", con quienes está negociando la reforma de pensiones. "Y yo a los agentes sociales les veo muy discretos y seguramente estarán viendo todo esto con un poco de perplejidad", ha añadido el ministro.

Tampoco en los casos de IPC negativo

El ministro ha dicho que están “corrigiendo” el marco normativo actual, del año 2013, para que las pensiones mantengan su “poder de compra”, es decir, su poder adquisitivo en el tiempo. “En situaciones excepcionales en las que pueda haber un IPC negativo, las pensiones no van a bajar”, ha dicho. “Si tuviéramos una inflación a medio plazo del 2%, en este momento lo que tenemos garantizado es un 0,25 cada año -de revalorización-. Eso supone una caída del 30% cada año. Eso es lo que estamos corrigiendo por algo que sea cero. No va a haber ninguna pérdida”, ha explicado, pues el objetivo es “recuperar el mantenimiento del poder adquisitivo”.

Esto es lo que el Pacto de Toledo y el Gobierno quiere corregir, de forma que el principio que debe preservarse es el de mantener el poder de compra de las pensiones. "Y eso quiere decir que, según lo vayamos evaluando en el tiempo, las pensiones siempre deben tener la capacidad para adquirir una cesta de bienes", ha señalado el ministro.